HABLA DE SU 'TUNEO'

Tamara Gorro confiesa sus retoques estéticos

Tamara Gorro
Tamara Gorro cuenta sus retoques en su canal de Youtube / Gtres
  • LOOK

La mujer del futbolista Garay ha utilizado su propio canal de Youtube para hacer un alegato en favor de la cirugía

Tamara Gorro nunca ha ocultado su opinión a favor de la cirugía, algo que ha vuelto a dejar claro en su último vídeo de Youtube. Con el título ‘Mis retoques estéticos y mejoras físicas: ¿me he operado?’ la tertuliana ha repasado todo lo que se ha operado, inyectado y retocado desde que se convirtiera en un rostro conocido gracias a su paso por el programa Mujeres y Hombres y Viceversa. Un ejercicio de sinceridad que compartía con su ‘familia virtual’ –como llama a sus followers– porque, según comenta, estos la preguntan con frecuencia “si se ha hecho algo” y no da abasto a contestar a todo.

Tamara Gorro en su canal de Youtube

“Me he pinchado la cara. Afirmativo”. Así de directa entraba Tamara en materia. “Empecé la tele con 19 años y me veía la boca de periquito”, algo que ha remediado aumentándose un poco el labio. Una vista al médico estético en Rusia en la que aprovechó para hacerse un arreglillo en la cara que, al parecer, no le resultó nada satisfactorio. La joven decidió inyectarse vitaminas porque todo el mundo le había dicho que iba fenomenal, pero su experiencia fue desastrosa: “Mi marido me dijo ¿qué has hecho? Y me puse a llorar”, confiesa, “además, ¡qué dolor!”.

Sobre su operación de pecho, a la que se sometió con tan solo 18 años, ha hablado abiertamente en numerosas ocasiones y esta vez no la iba a pasar de largo: “Yo tenía un complejo y lo eliminé”. Sin embargo, y pese a que se recomienda cambiar de prótesis cada 10 años, la que fuera Miss Segovia 2008 no tiene intención de hacerlo. “Me hago revisiones cada año y en principio no me las tengo que cambiar”.

Tamara Gorro en bikini

¿Los dientes? También. “Me puse carillas”. Comenta que tenía una dentadura perfecta pero desde que empezó con los tratamientos de reproducción asistida se le empezaron a poner amarillos, aunque no sabe si tiene que ver.

En cuento a ‘retoques’ aquí acaba su historial. “Ahora mismo creo que no me hace falta, pero más adelante si me tengo que hacer algo, me lo haré”. Sin embargo, su ‘tuneo’, como ella misma lo llama, va más allá. Extensiones de pelo –“me gusta cambiar, ahora corto, ahora largo”-, de pestañas fijas –“sin pestañas me veo ojos de aceituna”- y uñas postizas. Estas últimas confiesa llevarlas desde que empezó en televisión: “Creo que no es bueno, me estoy planteando descansar”.

“Cada una a su manera se tunea para sentirse bien. Y si te sientes bien con algo que te quieres hacer, hazlo y dilo. Te tiene que importar un pimiento lo que piense la gente”. Así cerraba Tamara Gorro su alegato en favor de la cirugía y los retoques como medio para sentirse mejor con uno mismo.

Temas

Lo último en Estilo

Últimas noticias