Alta costura española

#PlanesLook | Balenciaga aterriza en Londres

Cristobal Balenciaga
Cristobal Balenciaga / Gtres

Es imposible entender y descifrar los códigos de la moda española sin la figura de Cristobal Balenciaga. El diseñador, natural del País Vasco, está considerado (y con justicia) como el mejor artista español de su disciplina. Su manera de entender el trabajo, siempre pegado al vanguardismo, pero sin perder la tradición e historia requeridas, Balenciaga dejó un legado fashion perenne. Ahora, su maestría vuela por primera vez hacia el Reino Unido para recogerse en Londres, dentro de ‘Balenciaga: shaping fashion’, una exposición que muestra toda su esencia creativa y que está en marcha desde el pasado 27 de mayo.

Una publicación compartida de LilyH. (@lllilyyy_h) el

La década de los 50 y los 60 fue su etapa de mayor esplendor, años en los que lanzó siluetas icónicas y que hoy en día siguen siendo referentes como el vestido baby doll o el de corte en A, así como la túnica. Su estilo estaba a medio camino entre el folclore y el imparable proceso que cada año experimenta la moda. Minimalismo, poco color y líneas depuradas eran rasgos que definían su estilo. Esto, unido a su carácter tímido y reservado, le permitió hacer casi suyo el color negro, por el que sentía predilección y sobre el que desarrolló diferentes texturas y volúmenes.

Pese a darle prioridad a lo monocromático y a las prendas discretas, Balenciaga desarrolló también diseños con lentejuelas, pedrería y bordados de colores. Una circunstancia que deja bien claro lo tremendamente polifacético que era. Su obsesión por la perfección le valió apodos como “el maestro de maestros” o “arquitecto de la moda”, además de ser el modisto de cabecera de celebrities como para la actriz Ava Gardner o para el icono de moda sesentero Gloria Guinness.

Una publicación compartida de Betty Gaeta (@gosto_disto) el

El museo Victoria & Albert se ha volcado de lleno en esta exposición, en la que presentarán 100 prendas y 20 sombreros, algunos de ellos revelados al público por primera vez. Tanto es así que han utilizado una tecnología de rayos X, para dar un aire más profundo y tenue a los detalles que escondían las costuras de Balenciaga. Un motivo más que justificado para tomar un avión dirección Londres y (de paso) conocer la ciudad.

Últimas noticias