El vestido que ha enamorado a Instagram

El fenómeno Carbonero ‘hace sufrir’ a la firma Slow Love

Sara Carbonero / Gtres
Sara Carbonero / Gtres

Sara Carbonero e Isabel Jiménez se han convertido en las mejores embajadoras de Slow Love. Las guapas periodistas aprovechan cada oportunidad que tienen para enfundarse en alguna de las prendas que integran su marca. En redes sociales, para el día a día o para acudir a algún evento, como hizo anoche la presentadora de los informativos de Telecinco.

Con un vestido verde intenso, de corte midi, manga corta acampanada y escote Bardot, que combinó con unos sencillos estilettos de color nude, la comunicadora asistió en Madrid a la presentación de la última película del director Alejando Bayona para Mediaset, Jurassic World: el reino caído. Realmente favorecida por esta tonalidad, Isabel Jiménez reconoció que tanto Sara como ella suelen apostar por las prendas de Slow Love porque se trata de un proyecto “muy personal” y la ropa es “muy de su estilo”. “He dejado hasta de ir de compras porque para mí es muy fácil, cosas de Slow y listo… Para el día a día o para algún evento como hoy. Para mí es muy fácil”.

Isabel Jiménez Sara Carbonero Slow Love
Isabel Jimenez en la première de ‘Jurassic World: El Reino Caido’ / Gtres

Slow Love, es un proyecto con alma con una filosofía cargada de valores y de todas aquellas cosas que, tal y como reza el portal online, “se hacían a fuego lento”. “Hemos ido evolucionando, hemos ido haciendo las cosas poco a poco, pero la verdad es que con éxito. Eso es lo importante; hacer las cosas bien, de calidad y despacito pero con éxito”, reconoce Jiménez. Precisamente, ‘éxito’ es una de las palabras que mejor define su proyecto, ya que tanto Sara, Isabel, como Mayra del Pilar han sabido explotar su marca hasta convertirla en todo un fenómeno capaz de agotar productos en tiempo récord.

Uno de los últimos ejemplos lo encontramos en el vestido de lunares que lució Sara Carbonero hace tan solo unos días. Un modelo de color negro con pequeños topos a contraste, con los hombros descubiertos y escote corazón, manga corta y corte midi, que aún puede encontrarse en la web de Slow Love (aunque lo más probable es que lo haga por poco tiempo).


Isabel reconocía anoche que desde que su mejor amiga compartió la instantánea, las ventas se dispararon: “No se ha agotado pero estamos sufriendo porque vamos a tener que pedir una reposición en tres días”.

Del vestido verde de Isabel no hay ni rastro en la web. No sabemos si porque se ha agotado, porque pertenece a otra temporada o porque todavía no forma parte de las prendas de su última colección. Del de Sara, con un precio de 59 euros, aún quedan algunas unidades en la talla XS.

 

Últimas noticias