ROMPIENDO EL DRESS CODE

Kristen Stewart se baja de los tacones en Cannes

Kristen Stewart en Cannes
Kristen Stewart se baja de los tacones en Cannes / Gtres

Las actrices de Hollywood continúan reivindicando igualdad en la meca del cine. La última en sumarse a esta ola feminista ha sido Kristen Stewart, quien se ha revelado contra los estrictos y sexistas códigos de vestimenta impuestos en el Festival de Cine de Cannes, que obliga a las mujeres a subirse a los tacones para acudir a todos los actos oficiales del evento.

Kristen Stewart

La musa de Karl Lagerfeld, que forma parte del jurado de la 71 edición del certamen, recuperó un minivestido plateado de Chanel de la colección de Alta Costura de 2013 y unos vertiginosos zapatos de tacón de Christian Louboutin para acudir al estreno de BlacKkKlansman. Sin embargo, y como ya hizo Julia Roberts dos años atrás, Kristen decidió saltarse el protocolo antes de subir las emblemáticas escaleras del Palais des Festivals. Bajo la atenta mirada de cientos de fotográfos y estrellas, la actriz de Crespúsculo se quitó los tacones y subió descalza las escaleras, protagonizando uno de los momentos inolvidables de la nueva edición. Así, Stewart toma el relevo a Marion Cotillard, que el pasado jueves llevó unas botas planas con cordones y estilo rockero para presentar su nuevo proyecto, la película 355.

Kristen Stewart

Mientras que algunos medios internacionales han calificado este gesto de Kristen como una provocación más, otros han defendido el acto como una reivindicación por parte de la estadounidense ante el ‘dress code’ de Cannes. Sin embargo, no es la primera vez que la actriz se muestra molesta ante las exigencias del festival cinematográfico. “Si no le pides a los hombres que usen tacones y un vestido, a mí tampoco”, decía Kristen Stewart el año pasado a The Hollywood Reporter.

Kristen Stewart

Las diferencias entre hombres y mujeres continúan molestando a un importante número de personas y, además de la intérprete de Café Society, son muchas las estrellas de Hollywood que se ya habían sumado a la ‘batalla’ contra los tacones. Una de ellas fue Emma Thompson, quien irrumpió en el escenario de los Globos de Oro de 2014 para hacer entrega de un galardón con los tacones en una mano y una copa de Martini en la otra. “Solo quiero que sepáis que este rojo es mi sangre”, refiriéndose al icónico color de las suelas de sus tacones de Louboutin.

Últimas noticias