Dos mujeres, dos estilos

Kate Middleton, toma nota: así se lleva un Temperley London (by Beyoncé)

Kate Middleton con vestido de Temperley London
Kate Middleton con diseño de la firma británica / Gtres

Son dos mujeres muy diferentes, con personalidades y estilos diametralmente opuestos. Beyoncé, rezuma fuerza y carácter, algo que lleva a sus looks, a los que imprime riesgo, glitter y strass. Kate Middleton, sin embargo (por supuesto, sin perder de vista que ocupa una posición institucional), hace gala de un estilo mucho más relajado y exquisito. La primera se atreve con todo, hasta con los diseños del modisto más rompedor del momento, Palomo Spain; la segunda, cada vez se acerca más al vestidor de la Reina Isabel II.

Sin embargo, hay algo que tienen en común ambas. Así lo demuestran, al menos, las últimas imágenes que Beyoncé ha compartido en su perfil de Instagram. La estrella de la canción ha elegido un vestido de Temperley London para su último estilismo 2.0, una de las firmas de cabecera de la Duquesa de Cambridge.

kate middleton encaje
Kate Middleton de Temperley London / Gtres

Tras ella se encuentra la británica Alice Temperley y sus códigos caminan entre lo victoriano y lo bohemio, combinando técnicas artesanales con variedad de tejidos, como encaje o guipur. Pese a que Kate se haya convertido en su principal embajadora, son muchos los rostros conocidos, también nacionales, que se han dejado seducir por los diseños de esta marca, como Paula Echevarría, Sara Carbonero o Penélope Cruz.

Paula Echevarría Velvet
Paula Echevarría, durante la presentación de ‘Velvet Colección’ / Gtres

Sin embargo, sorprende que una mujer como Beyoncé haya pasado a engrosar esta lista, pues nada tiene que ver la línea de Temperley London con la cantante de ‘Single Lady’. Pero claro, una vez más, ahí está ella para dejarnos con la boca abierta. Concretamente, el modelo que ha escogido es el Starling Dress (1.000 euros/aprox), un vestido confeccionado en seda y lycra, de falda ligeramente plisada, puños acampanados y volante en la pechera. Salpicado de pájaros bordados en lentejuelas, es delicado y lleno de movimiento.

¿Cómo se lo lleva Beyoncé a su terreno? Combinando la pieza con unos salones peep toe transparentes de escote ‘ugly shoe’, un montón de joyas de Lorraine Schwartz (collares, brazaletes sobre las mangas y llamativos pendientes) y bolso Delvaux de charol. El ‘look beauty’ no se queda atrás. La artista remató el resultado con coleta y un intenso y profundo color de labios. Y lo consigue. Beyoncé se lleva un vestido de aire naif a otra dimensión, un mix entre lo vampírico y lo ‘trendy’.

Últimas noticias