Premios Princesa de Asturias 2017

Paloma Rocasolano imita a la Reina: diseño de Varela y piel muy bronceada

Paloma Rocasolano Premios Princesa de Asturias 2017
Ver Galería
Paloma Rocasolano en los Premios Princesa de Asturias 2017. / Gtres

Paloma Rocasolano ha vuelto a acaparar gran parte de la atención mediática en la última edición de los Premios Princesa de Asturias. El estilismo y el aspecto físico de la madre de doña Letizia han sido, una vez más, los dos elementos más comentados de su imagen. Para la ocasión, la suegra de Felipe VI ha escogido, de  nuevo, al diseñador fetiche de su hija, Felipe Varela. Lejos de tratarse de un vestido de costura, Paloma ha optado por el diseño Jordania de su colección pre-fall 2017. Un vestido silueta lápiz y manga larga con estampado de flores y hadas confeccionado en caprera y que se encuentra disponible en su página web por 465 euros. Como no podía ser de otra manera, Rocasolano no se ha olvidado de sus pendientes fetiche, los mismos que luce cada año a las puertas del Teatro Campoamor.

Paloma Rocasolano Premios Princesa de Asturias 2017
Paloma Rocasolano con vestido de Felipe Varela. / Gtres

Su nueva imagen vuelve a poner de manifiesto el cambio físico (y de estilo) de la madre la Reina. Además de lucir un rostro mucho más joven, Rocasolano ha presumido de una piel muy bronceada (al igual que sucedía el día anterior con la Reina en el concierto previo a la entrega de premios).

Es evidente que Paloma ha sufrido una impactante transformación a través de los años que se ha hecho más evidente en sus apariciones en el famoso acto que se celebra cada año en Oviedo, único acontecimiento público en el que la vemos posar frente a la prensa. De nuevo, los medios de comunicación han sacado la lupa para estudiar cada uno de los detalles de su llamativo outfit. Un análisis que viene siendo habitual, sobre todo en los últimos años, y que en las primeras apariciones de la madre de doña Letizia no parecía tan necesario.

Looks Vestidos Paloma Rocasolano Premios Princesa de Asturias
Paloma Rocasolano durante los Premios Príncipe de Asturias celebrados en 2006. / Gtres

Paloma Rocasolano acudía por primera vez al acto en 2006, dos años después de la boda real. En aquel momento, su imagen era mucho más contenida y austera: vestido midi color negro, chaqueta color blanco y zapatos de salón a tono. En su elección beauty, el cabello y el maquillaje de Rocasolano pasaban a un segundo plano en el aire de sencillez que imperaba en el resto de su estilismo. Desde aquel día hasta hoy han pasado más de diez años. Una década en la que Paloma ya no es la que era… Carillas en los dientes, pómulos más pronunciados, ausencia de arrugas, estilismos sofisticados… La madre de la reina se ha ganado a pulso ser la ‘otra mujer más buscada’ a las puertas del Teatro Campoamor de Oviedo.

De la simplicidad a la sofisticación, ha experimentado una acusada y evidente metamorfosis con el paso de los años, ¿qué hay detrás de su sorprendente juventud? Recordamos el ayer y hoy de Paloma Rocasolano en nuestra galería.

Comentar

Últimas noticias