Tú decides

¿Podría ser este el zapato más feo de la historia?

Crocs de Balenciaga
Crocs de Balenciaga

Las Semanas de la Moda internacionales están dando sus últimos coletazos. Hoy es la última jornada de la París Fashion Week, pasarela que cierra el circuito de grandes desfiles después de un intenso mes de street style, front row y tendencias anunciadas de cara a la próxima temporada de primavera-verano.

Hoy, firmas como Chanel y Louis Vuitton ponen el broche de oro al gran evento de la moda, donde, además de interesantes propuestas que ya hemos anotado para dar vida a nuestro futuro vestidor, hemos sido testigos de más de un ‘patinazo’ que no llevaríamos ni en broma. ¿El más destacado? Una revisión de las zapatillas Crocs cuya vuelta de tuerca ya es demasiado.

Una publicación compartida de Crocs Shoes (@crocs) el

Las ha subido a la pasarela Demna Gavasalia, director creativo de Balenciaga, una firma que está dando que hablar a golpe de extravagancia. Llevan 10 cm de plataforma, de color rosa chicle o amarillo y están adornadas con pines que alternan desde cabezas de perro a banderas pasando por el logo de la propia casa de moda. Pese al estupor generalizado, en el backstage, el diseñador se mostraba encantado con su creación: “Es un zapato muy innovador, es ligero, es un molde de espuma de una sola pieza y para mí este tipo de técnicas y trabajar con este tipo de materiales es muy Balenciaga”.

La zapatilla Crocs, que práctica será, pero bonita nunca, se coló hace tiempo en los armarios y ahora parece que es imparable su ascenso a la primera plana de la industria, de la mano de grandes firmas y diseñadores. No en vano, Balenciaga no es la primera que hace desfilar este curioso modelo; Christopher Kane lo hizo en su propuesta para la primavera-verano 2017 y, nuevamente, en la otoño-invierno, con una versión otoñal en colores oscuros y forradas de pelo.

Comentar

Últimas noticias