Las claves de estilo de la boda de Miriam Giovanelli

Miriam Giovanelli Boda Estilo
Miriam Giovanelli. / Gtres

Tras justo un año de relación, Miriam Giovanelli y Xabi Ortega se han dado el ‘sí, quiero’ este fin de semana. El esperado enlace, que ha tenido lugar en la Bodega Dehesa de los Canónigos (Valladolid), reunió a numerosos amigos de la pareja en una ceremonia íntima, divertida y, sobre todo, original. ¿La mejor prueba? El traje de la novia.

Son muchas las chicas que ya no sueñan con vestirse de princesa y Giovanelli es una de ellas. Una novia atípica que sustituyó el vestido tradicional por un traje de dos piezas en blanco roto de María Escoté. Para la inmensa mayoría de eventos, la intérprete apuesta por los diseños coloridos y geométricos de Escoté -como en el Festival de Málaga, donde lució un mono de rayas multicolor de la colección otoño-invierno 2017/18-, convirtiéndose así en unas de sus grandes embajadoras.

“Miriam Giovanelli eres la novia más bonita que imaginé jamás. Te quiero infinito”, escribía en una imagen de su Instagram María Escoté, quien acudió a la ceremonia de su amiga con un mini vestido rojo de manga larga y cuello cisne plagado de perlas bordadas, que Blanca Suárez ya lució en la fiesta de la revista InStyle.

Un conjunto setentero de blazer y palazzo, que podría estar inspirado en el de Bianca Jagger, que la italiana acompañó con una bonita pamela firmada por Betto García, el sombrerero de las royals que se encarga de elaborar los accesorios de la firma ‘made in Spain’ del momento, Palomo Spain. Para la segunda parte de la boda, que siempre permite un plus de comodidad, la actriz apostó por un vestido corto azul cielo de manga larga con capa, de nuevo firmado por María Escoté, que combinó con unas converse negras. Porque sí, las novias quieren sneakers (y los invitados también). Tanto es así que la novia obsequió con zapatillas cómodas (para bailar) a todos los asistentes, entre los que se encontraban decenas de rostros conocidos, tal y como compartió con un divertido Stories en su perfil de Instagram.

En un ambiente campestre, íntimo y desenfadado, el dress code del evento no exigía grandes etiquetas. Así, las chicas ‘Velvet’ y el resto de celebs apostaron por looks primaverales y frescos, pero también sofisticados. La comodidad en las bodas comienza a ser una realidad y Manuela Velasco se decantó por un diseño de manga larga de lunares de Dolores Promesas, Juana Acosta por un vestido rojo de tirantes y Amaia Salamanca por un conjunto formado por pantalón celeste de talle alto y top verde con estampado floral de Uterqüe.

Una prueba más de que el concepto clásico y clónico de boda es cosa del pasado.

Últimas noticias