Fiel siempre a su estilo

El look más polémico de Brigitte Macron

Brigitte Macron, en una imagen de archivo / Gtres
Brigitte Macron, en una imagen de archivo / Gtres

Nadie dijo que ser Primera Dama fuera fácil y Brigitte Macron ha empezado este año a sentirlo en sus propias carnes. La francesa es consciente de que siempre va a haber decenas de cámaras siguiendo cada movimiento que haga, ávidos de ver y valorar sus estilismos. Su visita oficial a Salzburgo no ha sido una excepción.

Brigitte y su marido Emmanuel han viajado hasta Austria para encontrarse con sus homólogos de allí, así como de la República Checa y de Eslovaquia. Poco ha tardado la prensa internacional en emitir su juicio sobre el primer look de Macron, a su llegada al aeropuerto, un vestido rojo con cremalleras con el que enseñaba sus piernas, y desde luego que no es nada favorable.

Visita oficial de los Macron a Salzsburgo / Gtres
Visita oficial de los Macron a Salzsburgo / Gtres

Algunos medios como Daily Mail la han criticado duramente, alegando que se trata de una pieza “demasiada corta” para una reunión de tanta relevancia. Los británicos son conscientes del marcado estilo juvenil de algunos looks de Brigitte, pero consideran que no era el momento de hacer gala de él. Del mismo modo que la comparan con la esposa del canciller austriaco, Eveline Steinberger, quien, a juicio del citado medio online, acierta más que la francesa al elegir un pantalón y el color negro para su vestuario. 

Naturalmente, la confección del mencionado vestido de Brigitte Macron corre a cargo de Louis Vuitton, su modisto de cabecera para grandes ocasiones. Además, este diseño nos resulta muy familiar, ya que llevó el mismo (pero en color blanco) durante su encuentro con los Trump en Francia hace algunas semanas.

Los Macron reciben a los Trump / Gtres
Los Macron reciben a los Trump / Gtres

La Primera Dama es una mujer poca amiga de las revoluciones fashion. No arriesga con sus looks, pero tampoco lo necesita. Y es que cuando le gusta una prenda no le importa repetirla lo más mínimo. Sucedió con su famosa chaqueta de Vuitton y ahora vuelve a suceder con idénticos protagonistas, solo que cambiando dicha pieza por un vestido rojo con cremalleras que ha causado tanto impacto como controversia.

Comentar

Últimas noticias