Monogram

Nunca te arrepentirás de invertir en este bolso icónico (y todoterreno)

Vuitton Monogram
El bolso en el que querrás invertir / Gtres

Cuando en 1986, Georges Vuitton creó un dibujo con las iniciales ‘LV’, ornamentos y detalles florales, como un particular homenaje a su padre Louis Vuitton, seguramente no imaginaba que esas dos letras iban a convertirse, más de cien años después, en seña de identidad de una de las marcas más valiosas del mundo. Así nació el estampado Monogram, el más exitoso y reconocido de la casa parisina.

Monogram LV
Monogram LV

No lo decimos nosotros. En 2010, un estudio de Millward Brown, arrojó que Vuitton ocupaba el número 29 en el ranking de las marcas (más allá de la moda) más valiosas a nivel global. Hoy en día, no se concibe la esencia de la firma sin ese fondo marrón con ambos caracteres y flores. No obstante, el diseño original de Georges ha sido modificado en la actualidad por el calígrafo Claude Mediavilla, dándole una personalidad diferente para poder estamparlo en la mayor parte de productos de LV.

He aquí la grandeza del Monogram, su expansión por toda la gama de Louis Vuitton. Bolsos de asa, de mano, de fiesta, carteras, mochilas, bandoleras, riñoneras… prácticamente todos los artículos cuentan con una versión personalizada con este histórico print. Aunque bien es cierto que los modelos Neverfull, Speedy y Alma son los más icónicos.

Kendall y Kourtney, rendidas al bolso de LV / Gtres
Kendall y Kourtney, rendidas al bolso de LV / Gtres

Casi sin quererlo, las celebrities se convierten en maniquís improvisadas de bolsos y mochilas con el Monogram. Algunas como Charlize Theron, Dakota Johnson o Kourtney Kardashian dan verdaderas lecciones de cómo combinar este lujoso complemento con cualquier look que se precie.

La última, Kendall Jenner, quien tiene en su poder el modelo Alma BB (895 €), una pieza que se remonta al icono original del Art Deco y en el que guarda sus básicos: smartphone, labial, gafas de sol, llaves o cartera. Un artículo eminentemente chic y tendencia por su tamaño mini.

Dado su gran recorrido e influencia a lo largo de estos más de cien años, podemos asegurar sin miedo a equivocarnos que el bolso marrón con el Monogram de Louis Vuitton es una de las mejores inversiones posible, porque hay para determinados objetos de deseo que el paso del tiempo es baladí. ¿Aún no lo tienes?

Últimas noticias