Melania Trump criticada por sus looks en Palm Beach

Melania Trump
Melania Trump en Palm Beach / Gtres

Ayer por la tarde, Donald y Melania Trump pusieron rumbo a Palm Beach para reunirse con el presidente chino Xi Jinping y su esposa Peng Liyuan. Tras arrasar con un vestido del color del año 2017 en su encuentro con los Reyes de Jordania, la expectación por el look que luciría Melania para conocer a la Primera Dama china, era máxima.

Desde el mismo momento en el que la ex modelo eslovena puso un pie fuera del Air Force One, todos los ojos se centraron en su atuendo y, enseguida, comenzaron las críticas. Con un vestido vaporoso de color negro y estampado a contraste. Falda con vuelo escote en V y tirante ancho, Melania Knauss incorporó a su silueta un cinturón de Alexander McQueen valorado en casi 800 euros. En los pies, la esposa del presidente volvió a lucir los Loubutin negros que llevó en su enfrentamiento con la reina Rania. Apenas sin maquillaje, Melania lució su bonita melena al viento y trató de disimular el cansancio del viaje con unas enormes gafas de sol.

Melania Trump
Nada más poner un pie en Florida, las críticas a Melania no se hicieron esperar / Gtres

Mentiríamos si dijéramos que no estaba realmente guapa con su primaveral vestido, sin embargo, el corte sin mangas del diseño, fue motivo suficiente para que la Primera Dama estadounidense recibiera un sinfín de críticas en redes sociales. No obstante, el verdadero revuelo aún estaba por llegar.

Desde el aeropuerto, los Trump se desplazaron hasta la lujosa residencia privada del magnate estadounidense, Mar-a-lago. Un club privado al que él mismo denomina como su ‘Casa Blanca de invierno’. Allí, los anfitriones recibieron con mucho gusto a los presidentes chinos, y Melania volvió a sorprender una vez más con su vestuario.

Para el esperado encuentro, Melania apostó por un vestido de crêpe de seda de color rojo con margaritas bordadas, es un diseño adaptado de Valentino y su precio asciende a los 5.500 euros.

Melania Trump criticada por sus looks en Palm Beach
Peng Liuyan, Xi Jinping, Donald Trump y Melania Trump / Gtres

A pesar de que el segundo vestido de Melania también era de tirantes, el motivo principal por el que la Primera Dama se decantó por un diseño como ese para la cena de Estado que ofrecieron en Mar-a-Lago, reside en el color de la pieza de la casa italiana. Y es que el rojo es considerado símbolo de buena suerte y de celebración en China. De ahí que Melania y otras grandes mujeres como su predecesora Michelle Obama o la Duquesa de Cambridge, hayan lucido vestidos de este color para sus encuentros con los presidentes chinos.

A lo largo del día, Donald Trump y Xi Jinping se reunirán en el complejo de Florida del Magnate para tratar de mejorar las relaciones entre Estados Unidos y China. A mediodía (hora local), los encuentros concluirán con un almuerzo de trabajo en el que seguro que Melania Trump vuelve a sorprendernos.

Comentar

Últimas noticias