con capa degradé

Máxima de Holanda deslumbra en Bremen con su look más impactante

Máxima de Holanda
Ver Galería
Máxima de Holanda a su llegada /Gtres

La consorte neerlandesa ha reciclado un vestido firmado por su diseñador fetiche, Jan Taminiau.

Vuelta al trabajo para los reyes holandeses. Después de unos días de descanso en los Alpes en los que Máxima y Guillermo han disfrutado de uno de sus deportes preferidos, el esquí, en compañía del resto de su familia, los Reyes han retomado su agenda conjunta con una visita muy especial. Sus Majestades han viajado hasta la localidad de Bremen, donde Máxima ha deslumbrado más que nunca, y no solo por su sonrisa y arrolladora simpatía.

Máxima de Holanda

La argentina ha rescatado de su vestidor un original diseño de uno de sus modistos de cabecera, Jan Taminiau -quien por cierto se encuentra afincado en España- y que además suele vestirla en las grandes ocasiones. Se trata de un vestido de corte lady con escote barco y manga larga en tonos azules y ocres con rayas horizontales en degradé  creado exclusivamente y a medida para la Reina. Máxima ha combinado el diseño con zapatos de salón en color ocre de Gianvito Rossi, guantes a tono, bolso de Natan en piel grabada, pendientes de ámbar, tocado en color azul de Fabienne Delevigne y un abrigo tipo capa también en color azul. La Reina estrenó este conjunto para celebrar el Día del Rey en 2017 y lo volvió a lucir un año después, durante un viaje de Sus Majestades a China.  ● | [LEER MÁS : Cristina Pedroche, ‘infiel’ a David Muñoz]

Últimas noticias