Joya única

¿Quieres brillar como Marilyn Monroe? Su diamante más preciado puede ser tuyo

marilyn monroe diamante
Marilyn Monroe en 1953 / Gtres

La estrella contribuyó a incrementar la leyenda de la Luna de Baroda, un mítico diamante, en 1953

Ella misma lo dejó claro hace ya algunas décadas, “los diamantes son los mejores amigos de una chica”. Cuando Marilyn Monroe cantaba esta canción en 1953 en la película Los caballeros las prefieren rubias, pareciera que estaba pensando en una pieza en concreto. Y así era. La conocida como Luna de Baroda, una de las joyas más fascinantes que jamás había visto -un diamante amarillo de talla pera de 24 quilates– fue la magnífica pieza con la que promocionó el film. Una gema única con una historia legendaria que aquel momento alcanzó una fama mundial y que, ahora, gracias a Christie’s puede ser tuyo.

La sucursal de Hong Kong de casa de subastas sacará a subasta la pieza el próximo 27 de noviembre después de dos décadas en una colección privada. Aunque fue la mítica estrella de Hollywood quien le dio más brillo que nunca, lo cierto es que la joya nunca perteneció a ella. En 1944 fue adquirido por Samuel H. Deutsch, presidente de una distinguida firma de cortadores de diamantes en Cleveland, quien lo vendió a Meyer Rosenbaum, presidente de Meyer Jewelry Company y amigo de Marilyn Monroe, a la que se lo cedió para que lo luciera. Y allí comenzó su leyenda.

marilyn monroe baroda
Marilyn Monroe posa con la Luna de Baroda en 1953 / Gtres

Pero su fascinante historia se remonta varios siglos atrás. Se desconoce su fecha de origen exacta, pero el Instituto Gemológico de América determinó recientemente que este diamante histórico proviene de las legendarias minas de Golconda en la India que, hasta comienzos del siglo XX, produjo los diamantes más finos y grandes del mundo. Al parecer, según informa Christie’s, la piedra pudo ser descubierta entre los siglos XV y XVII. durante los siglos XVIII y XIX pasó por manos de varias casas reales para acabar en la década de 1920 en Estados Unidos.

luna de baroda
La Luna de Baroda al detalle / Christie’s

Descrito en la década de los 60 como uno de los ejemplos más brillantes de la historia de los diamantes, que su valor es incalculable. En 1990 fue puesto a la venta por Christie’s en Nueva York, obteniendo 297.000 dólares (265.000 euros), triplicando el mínimo estimado.

Últimas noticias