El último estreno de la Reina

Mar Aldeguer | Descubrimos a la mujer tras las joyas favoritas (y solidarias) de la Reina Letizia

Coolook pendientes solidarios
¿Quién está tras los pendientes solidarios de la Reina? / Gtres

No era cualquier mes, ni cualquier semana, ni cualquier día… La reina Letizia ha retomado la agenda semanal más complicada mostrando estilismos ‘in crescendo’ tras hacerse público el sonado encontronazo con la Reina Emérita, Doña Sofía, tras la misa de Pascua celebrada en Palma. Del aire más sobrio que mostró durante la presentación del informe del Tratamiento Informativo de la Discapacidad, al ligero toque de color que se ha permitido durante la Entrega de las Becas de la Caixa, doña Letizia ha vuelto a dar alegría a su último atuendo gracias a su falda estampada, pero, sobre todo, a las especiales joyas con espíritu solidario. Unos pendientes que han conseguido desviar los titulares que vienen siendo una constante en los últimos días.

Los reyes don Felipe y doña Letizia
Los reyes don Felipe y doña Letizia retoman su agenda conjunta / Gtres

La reina Letizia ha vuelto a confiar en la firma Coolook para dar brillo a su estilismo, pero, justo en esta complicada semana, Su Majestad ha lucido los Pendientes Lluvia de la ya demandada casa de joyería española. Unas piezas que ella misma ha adquirido y cuyos beneficios se dirigen íntegramente a la financiación de proyectos de abastecimiento de agua en las zonas desfavorecidas del planeta. Como no podía ser de otro modo, el interés por estas ‘gotas de agua’ y su altruista fin, han generado una gran expectación e interés. Suficiente reclamo para ponernos en contacto con la creadora de los célebres pendientes y conocerlo todo acerca del que, a buen seguro, será el nuevo ‘must have’ de Su Majestad.

Coolook nace en el año 2010 y, en un tiempo récord, se ha convertido en una firma referente de joyería de diseño en España, ¿cómo te sientes después del camino recorrido?

La verdad es que solo puedo estar agradecida de las cosas que me han ido pasando, especialmente de la gente maravillosa que me ha acompañado y sigue conmigo en el camino.

Un regalo a tu madre fue el pistoletazo de salida para dar vida a tus creaciones. Desde entonces hasta hoy ¿Cómo resumirías la historia de la firma?

Es cierto que el collar que regalé a mi madre ya se ha hecho ‘famoso’ por ser el germen de todo el proyecto, y nada me hubiera gustado más como principio de esta aventura. Sin apenas darse cuenta, me inculcó esta afición, que hoy me está dando tantas satisfacciones. Para mí, ella es lo más. Dado que había estudiado un master de comunicación que me había fascinado y con 40 años no veía otra salida que tomar la iniciativa por mí misma, decidí crear una marca de joyas. Para “ahorrarme” una gran inversión en dar a conocer la marca, busqué un nombre que ya sonase en la mente del consumidor y que creyera que se trataba de una marca conocida. Me di cuenta de que COOL y LOOK eran dos de las palabras que más se utilizaban en las revistas de moda, repitiéndose incesantemente en todas las publicaciones. Representaban además justamente la filosofía de la marca que quería crear: moda y frescura, así que decidí unirlas.

Mar Aldeguer de Coolook
Mar Aldeguer está tras la firma / Coolook

Así nació COOLOOK, un sueño que se hizo realidad poco después. Puse en marcha un plan de empresa basado en el diseño y creación de joyas para todos los días. Lo que aparentemente no tenía nada que ver con mis estudios y profesión de periodista, a lo que me había dedicado durante años, paradójicamente me sirvió para tener una visión global de lo que debería ser mi marca, así como a saber presentarla públicamente a través de los medios.

Siendo mis padres propietarios de la fábrica de vidrios Gordiola (que data de 1719), mis inquietudes artísticas eran casi una seña de identidad; ver cada día como una masa ígnea y amorfa, manejada con el aire de los pulmones del maestro artesano quien, a través de una caña de hierro, consigue transformarla en algo extraordinario, deja huella. Por lo que la combinación de todos estos elementos se materializó en la creación de la firma COOLOOK.

Un bonito y creativo proyecto con un claro objetivo…

El objetivo era crear unas joyas especiales, realizadas con piedras naturales y metales nobles, lejos de la bisutería, pero acordes con la moda de cada temporada, estando atenta a los cambios de tendencias de colores, formas y tamaños para que las mujeres de hoy deseasen tener una joya COOLOOK pero que, además, pudieran permitirse comprarla sin necesidad de que nadie se la regalase. Que pasasen a considerar las joyas un complemento perfecto para mejorar su imagen.

Sabía que para crear una marca y situarla en el mercado hacía falta recurrir a una fabricación en exclusiva, (diseñando las propias tallas de las piedras, algo que no se había hecho hasta el momento) y en serie, para poder reproducir ciertas cantidades al mismo tiempo. Para ello recorrí medio mundo hasta dar con quienes creyeron en mi idea y decidieron poner sus instalaciones y capital humano para poder llevar a cabo el proceso. En el año 2011 empecé fabricando pequeñas colecciones que vendía a otras joyerías. Desde una pequeña oficina, diseñaba, generaba pedidos y distribuía.

Y llegó el proyecto 2.0 y la aparición de una madrina muy especial, ¿no es así?

Así es. Creé una página web de venta ‘on line’ donde daba a conocer todos los productos y mantenía un contacto directo con el cliente final, que no tenía acceso a una tienda física. Cuando pude conseguir algo más de capital, decidí invertirlo en poner un primer establecimiento con la propia identidad de marca en la calle Barquillo 34 de Madrid, y que daba al consumidor la confianza necesaria para creer en la marca.

Al mismo tiempo, tuve la suerte de que Isabel Preysler se interesó mucho por lo que hacía y empezó a llevar mis joyas. Pronto otras mujeres relevantes se interesaron por la marca y empezaron a darla a conocer de manera constante y consiguiendo así un posicionamiento al lado de las grandes firmas internacionales. En 2016 se abrió la primera tienda con licencia de marca en Valencia y en 2017 en Barcelona, Paraguay.

Mar Aldeguer de Coolook
Mar Aldeguer / Coolook

Continua ahora el proceso de expansión en Sudamérica con distribuidores en Perú, Uruguay y Chile, donde estudian la posibilidad de abrir nuevas franquicias. En España, el próximo mayo de 2018 se abrirá una nueva tienda en Alicante y continúo reforzando la venta on-line y los puntos de venta multimarca, que cada vez son más conscientes de que representarla con una imagen global es la garantía del éxito.

Lluvia, joyas que se convierten en agua para quienes más lo necesitan… ¿Por qué esta inquietud?

No es que considere que haya llegado a un punto demasiado importante, pero si lo suficiente para pararme a pensar en que es un buen momento para devolver un poco de lo que la vida te da. Siempre he pensado que el mundo es demasiado injusto y que no valoramos lo suficiente la suerte que algunos tenemos. Quise además poner un punto de creatividad en ello intentando crear unas joyas que tuvieran que ver con el proyecto del agua. Hacer un regalo solidario bonito, que se comprase no sólo para ayudar, si no con ganas de llevarlo.

¿Cómo se gesta este proyecto con AUARA? ¿En qué consiste exactamente?

Conocía a Antonio Espinosa desde que estudiaba arquitectura con mi hija y conocía su proyecto solidario que lleva a cabo con Auara, su marca de agua cuyos beneficios se destinan a financiar proyectos de abastecimiento de agua en las zonas desfavorecidas del planeta. Le llamé y le pregunté en qué podía ayudar. Hablamos y le planteé crear unas joyas con forma de gotas de agua, utilizando calcedonias aguamarina y topacios azules veladamente envueltas en su logotipo de Auara. Le encantó la idea y me puse en marcha.

Cada persona que adquiera una de las joyas de Lluvia, ¿de qué manera estará colaborando?

Con la venta de las joyas de la colección Lluvia vamos haciendo una ‘huchita’ y cuando consigamos tener el capital que cuesta el proyecto con el que nos hemos comprometido, lo haremos realidad. Espero que esto sea muy muy pronto. Cada persona que compre unos pendientes o un colgante de esta colección estará acelerando que podamos empezar las obras de construcción de once tanques de recogida de agua de lluvia para abastecer a 10 familias y un centro de día para niños con discapacidades intelectuales quienes tienen una exclusión social muy lamentable y unas condiciones de vida terribles. Cada persona que lleve las joyas lluvia se acordará siempre de que gracias a su pequeño gesto de apoyo, habrá unas personas que podrán beber agua potable el resto de su vida, librándose de enfermedades mortales tan ajenas a nosotros y tan comunes en estos países.

Colección Lluvia / Coolook
Colección Lluvia / Coolook

Lluvia posee una particularidad que la diferencia de otros productos destinados a fines solidarios ¡Son espectaculares! ¿Qué importancia ha tenido el diseño en el resultado final?

¡Muchas gracias! Este era precisamente mi reto, crear una joya solidaria bonita. Me parecía, con todos los respetos por los que hacen regalos solidarios, que éstos siempre se compran simplemente por ayudar o por compromiso, lo cual directamente resta importancia al diseño o al objeto en cuestión. Esto evidentemente está bien, pero yo pensé que si hacía algo bonito sería más fácil que la gente se decidiera a ayudar.

Hablemos de las joyas. ¿Qué piedras la forman y de dónde nace su diseño? ¿Qué evocan?

El proyecto de recoger el agua de lluvia me inspiró a crear estos pendientes y colgantes con furmas de gotas. Para ello escogí unas calcedonias en color aguamarina y les puse un bisel que representa veladamente el logotipo de AUARA. De esta forma he unido COOLOOK y AUARA pues del proyecto del agua nacen los pendientes que a su vez se transformarán en agua limpia para que otros puedan beber.

Mar Aldeguer de Coolook
Sus joyas se venden ahora también al otro lado del Atlántico / Coolook

Esta colección además tiene otra peculiaridad. La donación de sus beneficios es del 100%. ¿No es una apuesta muy arriesgada?

Bueno, es que a mí no me gustaba demasiado lo que hacían algunas marcas de donar un pequeñísimo porcentaje del beneficio… Analizándolo está bien, pues si no das nada, no llega nada, pero a mí me parecía mejor hacer un diseño especial y destinarlo entero a un proyecto concreto. Así es más transparente, como el agua. El riesgo es del 100%, es decir, que si no consigo vender los pendientes tendré que hacer igualmente el proyecto con el que me comprometido, pero he corrido otros riesgos menos interesantes y aquí sigo

El colofón ha sido ver los pendientes Lluvia en una percha de lujo como es la Reina Letizia pero, cómo creadora ¿Cuál sería tu sueño con esta colección? ¿Hasta dónde te gustaría llegar?

Me encantaría que la gente se volcase como yo con el proyecto solidario. Entiendo que ha habido tantos fraudes y la gente está tan desengañada que a veces nos cuesta colaborar, pero si lo conseguimos me encantaría.

Colección Lluvia / Coolook
Estos son los pendientes que ha estrenado Letizia / Coolook

Últimas noticias