Proposición de lujo

Un anillo de dos millones de dólares para Paris Hilton, ¿qué hay detrás de Chris Zylka?

paris hilton
Paris Hilton abandonará la soltería en breve / Gtres

El año ha comenzado de la mejor manera posible para Paris Hilton. Y es que la heredera del imperio hotelero se acaba de comprometer con su novio, el actor Chris Zylka, después de que este protagonizara una romántica pedida de mano en plenas montañas nevadas de Aspen.

La propia socialité anunciaba la noticia a través de su cuenta de Instagram con una larga galería de imágenes que tenía un protagonista en común: un exclusivo anillo con un diamante de gran tamaño valorado nada menos que en dos millones de dólares.

El joven de 32 año no quiso escatimar en gastos para complacer a su chica después de dos años de relación. A pesar de sus orígenes humildes y de sus duros comienzos en la actuación -tuvo que dormir en el aparcamiento de un supermercado-, Paris es la mujer de su vida y quiso sorprenderla en un momento tan especial con una pieza única. Para ello se puso en contacto con el experto en diamantes y prestigioso joyero Michael Greene, quien creo un anillo basado por completo en los gustos de la DJ y empresaria, según informa la revista People. Al parecer, Paris confesó a su chico que tenía fijación con un diamante en talla de pera de su madre, por lo que no dudó que esta sería la forma que tendría el suyo.

La pieza consta de una gran piedra central de 20 quilates engarzada en una banda de platino con otros dos diamantes más pequeños. Una joya que no pasa desapercibida en absoluto y con la que la ‘celeb’ no pudo contener las lágrimas. “Era tan hermoso y brillante… Estaba temblando mientras me lo ponía. ¡Es el anillo más bonito que he visto!”, confesaba la propia Paris Hilton a la citada publicación.

paris hilton chris zylka
Paris Hilton y Chris Zylka en el Festival de Cannes / Gtres

Pendiente de todos los detalles, Chris mantuvo todo el proceso de diseño en secreto. Al parecer, Greene y su equipo crearon el anillo en dos días, algo que normalmente tardaría en torno a tres semanas, pero debido a la particularidad del encargo no tuvieron inconveniente en acelerar el trabajo. “Lo quería antes de irse a Aspen, porque quería proponérselo allí a París. Cuando vino a recogerlo y abrió la caja, literalmente comenzó a temblar”, reveló a People.

Sin duda, una joya digna de toda una princesa que ha acabado de manos de una famosa ‘heredera’.

Últimas noticias