Presidente de lujo

Emmanuel Macron y el encanto clásico de Cartier

Emmanuel Macron
Emmanuel Macron / Gtres

Desde hace casi dos meses, Emmanuel Macron vive su nueva vida como presidente de la república francesa. El foco mediático ha estrechado el cerco sobre él y se expone ante la opinión pública en cada una de sus intervenciones. Tampoco se nos escapa a aquellos que prestamos especial atención a los detalles fashion y no hemos necesitado mucho tiempo para comprobar que estamos ante un hombre enamorado de la elegancia clásica y del lujo.

Macron cuenta con dos accesorios innegociables para él y que llevan la misma firma, Cartier. El primero lo luce en el dedo anular de su mano derecha, una sortija Trinity. Se trata de una joya de inspiración clásica de la maison parisina, creada por el mismísimo Louis Cartier en 1924, compuesta de tres anillos entrelazados en oro amarillo, oro blanco y oro rosa de 18 quilates. Su significado casa a la perfección lo familiar y sentimental, así como con el amor.

Macron Cartier
La sortija Trinity de Macron / Gtres

Su tradición es casi centenaria, hasta el punto de haber sido escogida por otros nombres propios como Gary Cooper y el poeta Jean Cocteau. Existen diferentes tipos de sortija Trinity y los precios oscilan entre los 1.540 y los 42.600 €, el modelo más caro, que lleva incorporados diamantes. El suyo ronda más la primera cantidad.

Cartier
Sortija Trinity / Cartier

Sin embargo, parece que no es el único elemento de Cartier que conquista a Emmanuel Macron y su muñeca da buena fe de ello. El reloj Tank, cuyo modelo original data, ni más ni menos que del año 1917. Un accesorio que incorpora una dosis importante de lujo al look del mandatario galo y que marida a la perfección con su personalidad: libre y elegante.

Cartier
Reloj Tank Solo / Cartier

Los precios del Tank Solo, el que luce Macron, ronda los 3.350 €, pero los hay que van de los 6.000 a los 20.000 €, según los materiales de los que esté fabricado. Lo han hecho suyo también otros personajes importantes como Warren Beatty, Mohammed Ali o Andy Warhol. Este último ha llegado a afirmar que “no llevo un Tank para ver la hora, lo llevo porque es el reloj que hay que tener”.

Queda claro que Macron apuesta por el lujo y que, además, barre para casa, ya que Cartier es una de las firmas con más lustre de Francia y que cuenta con tres tiendas físicas en los alrededores del Palacio del Elíseo, la residencia oficial del presidente de la República. Su esposa, Brigitte, también es una apasionada de las marcas de moda y de la joyería francesa. Ha nacido una nueva pareja fashion.

Últimas noticias