RÉCORD DE VENTAS EN HORAS

Kim Kardashian ‘se forra’ vendiendo fajas

Kim Kardashian
Kim Kardashian en una imagen de archivo / Gtres

La socialité ha vuelto a demostrar que convierte en oro todo lo que toca.

Más vale tarde que nunca, dice el refrán. Y en el caso de Kim Kardashian, la espera ha merecido la pena. Su firma de lencería moldeadora ha tardado en llegar, pero apenas un día después de salir al mercado ya ha batido récords de ventas. En menos de dos horas, la veterana del clan Kardashian había conseguido vender hasta dos millones de dólares

Un récord que supera con creces a la principal competidora de la empresaria, la marca Spanx y que deja claro que Kardashian no solo convierte en oro todo lo que toca, sino que además es capaz de poner de moda un producto que hasta hace poco tenía los días contados, la faja. De hecho, hace no mucho, la esposa de Kanye West vio sus planes de lanzar la firma parcialmente frustrados cuando intentó salir al mercado bajo el nombre Kimono. Una cuestión que fue vista por muchos como un signo de apropiación cultural de sociedad japonesa, por lo que Kardashian tuvo que replantearse su estrategia comercial.

Ahora, bajo el nombre de Skims -un juego de palabras entre el término piel (skin) y su nombre- y con ella misma y varias de sus hermanas como modelos, la empresaria se lanza de nuevo al mercado de la lencería con un éxito rotundo en las primeras horas de vida de la marca.

Su éxito no solo reside en que parta de un nombre conocido, Kim Kardashian, que ya de por sí es sinónimo de garantía, sino que además es estandarte de un nuevo modelo de mujer que defiende el body possitive y los cuerpos naturales y voluptuosos, aunque no descarten utilizar una faja para que la ropa siente mejor. Una faja que en este caso no se presenta como un moldeador de la figura (shapewear), sino como una ayuda (solutionwear).

Lo último en Estilo

Últimas noticias