¿Reivindicación o accidente?

La verdad sobre las axilas sin depilar de Julia Roberts

La estrella siempre ha hecho gala de una fuerte personalidad

julia roberts axila
Julia Roberts en una de sus últimas apariciones / Gtres

Ver a una mujer sin depilar es algo relativamente común en nuestros días. Derribados muchos tabúes, el vello corporal es visto hoy como una manifestación feminista de libertad en contra de los cánones de belleza establecidos por una sociedad poco tolerante con el físico femenino. Rostros tan conocidos como Gigi Hadid, Paris JacksonLourdes Leon (la hija de Madonna) o, a nivel nacional, Amaia de OT son solo algunas de las revolucionarias que se han atrevido a airear orgullosas ciertas partes de su cuerpo sin pasar previamente por una sesión de depilación. Pero hace 20 años la realidad era bien distinta. Y si no que se lo digan a Julia Roberts. 

La llamada ‘novia de América’ recibía un aluvión de críticas cuando, durante el estreno londinense de Notting Hill en abril de 1999, se paseaba por la alfombra roja con las axilas sin depilar. La actriz levantaba sus brazos alegremente para saludar a la multitud congregada dejando al descubierto uno de sus secretos mejor guardados. Un hito que causó un gran estupor en la época al tratarse, cuanto menos, de un error imperdonable para una estrella de su categoría. La opinión pública se cebó con la intérprete y esta guardó silencio durante años. Hasta ahora. 

julia roberts notting hill
Julia Roberts, con el vestido de la discordia / Gtres

Ha sido en una reciente entrevista durante el programa de la televisión estadounidense Busy Tonight, cuando Julia Roberts ha confesado la verdad sobre lo sucedido 19 años atrás. Lejos de ser un alegato feminista pionero, la protagonista de Pretty Woman hablaba sin tapujos de su ‘accidente’ con la presentadora Bussy Philips. 

“Recuerdo la imagen como si la estuviera viviendo en este momento. Realmente no había calculado la longitud de la manga del vestido ni la efusividad del saludo, ni cómo esas dos cosas juntas iban a revelar cosas tan personales. Así que no fue tanto una afirmación feminista, sino más bien parte de mi condición como humana en el planeta«, manifestó abiertamente, dando por zanjada la polémica. 

No obstante, inconscientemente o no, no se trata de la primera vez que la artista hace gala de su osadía sobre la alfombra roja. Hace un par de años, en el Festival de Cine de Cannes, dejó a todos los presentes con la boca abierta cuando se bajó de los tacones y desfiló descalza por la Croissette. Sin duda, una personalidad a prueba de clichés.  

julia roberts descalza cannes
Julia, descalza por la alfombra roja de Cannes en / Gtres

Lo último en Estilo

Últimas noticias