Los mejores trucos 'beauty'

El maquillador de Úrsula Corberó nos desvela la última tendencia sorpresa

Iván Gómez, Úrsula Corberó
Úrsula Corberó y el estilista Iván Gómez en una fotografía de Instagram / Instagram

Que las actrices sean las primeras en lucir las tendencias que se van a llevar durante en el futuro no es ni fruto de la casualidad ni de que tengan poderes adivinatorios. A su alrededor tienen un gran equipo de profesionales que, además de encargarse de que estén perfectas cada vez que aparecen en público, aprovechan sus apariciones en las alfombras rojas para mostrar al mundo los maquillajes y peinados que se van a llevar.

Para Úrsula Corberó esa persona de confianza es el estilista Iván Gómez, el encargado de poner guapas a otros rostros conocidos como María Pedraza Amaia Salamanca y quien ha contado en exclusiva a Look cuáles son las tendencias que se van a llevar en las próximas temporadas y los mejores trucos de maquillaje. ¡No te lo puedes perder!

Pregunta. Iván, eres uno de los mejores maquilladores del momento y uno de los favoritos de las celebs. Últimamente, ¿has tenido alguna petición que se haya repetido y que apunte a ser tendencia?

Respuesta. Hablando de tendencias, llevamos bastantes meses en los que la moda nos está inculcando, por ejemplo, la imposición de monocromáticos. En moda se ha visto mucho el color rojo, por ejemplo, que este invierno empezó a ser tendencia, aunque no el color en sí mismo, si no la superposición de chaqueta roja, jersey royo y pantalón rojo. Lo que hacemos es trasladarlo al maquillaje.

Yo, por ejemplo, lo que estoy haciendo mucho es poner bloques de color. En vez de utilizar el color rojo solo en los labios, lo utilizo también en las sombras, colorete, labios… Lo que hago es una especie de maquillaje monocromático. Esto, generalmente, no se ha hecho hasta ahora porque lo que se suele hacer es poner atención en una parte y, lo que hacemos ahora, es descontextualizar todas las reglas del maquillaje y elevarlo a una connotación más artística, que es lo que a mí me gusta hacer y lo que creo que es también mi identidad. Siempre respetando unos códigos de sobriedad y elegancia, que es lo que a mí me caracteriza.

P. Esto en la calle todavía no se ha visto mucho.

R. Creo que lo que se está haciendo es coger el rojo y llevarlo a zonas donde no se suele llevar. Es decir, una sombra de color roja no se suele ver, pero sí que es cierto que yo me estoy dando cuenta de que hay gente más atrevida con el maquillaje que ha visto que los ojos azules o verdes se potencian más con este color. No hablamos de un rojo intenso, si no sombras rojizas. Si lo llevamos a la noche, estoy viendo trabajos de ojos ahumados en tonos cobres o rojos y la boca roja. Se verá poco a poco porque, desde que se ve en prensa hasta que se comienza a llevar suelen pasar algunos meses, inclusive un año. Ahora creo que es cuando se está empezando a ver lo que en textil se comenzó a llevar hace un año y medio. El próximo invierno será cuando en la calle se empezarán a ver esas armonías monocromáticas en bloques de color.

Trucos de experto

P. En verano se lleva el efecto no-makeup y maquillajes discretos. Para conseguirlo, ¿hay que cambiar de maquillaje o se puede usar el mismo todo el año?

R. Yo más que cambiar de maquillaje, apuesto por evolucionar en cuanto a la cantidad. Siembre abogo por un maquillaje de verano que no camufle, que acompañe en el día a día, en el que el poro está más dilatado. Todo para dejar que la piel parezca más luminosa y bonita y, para eso, en vez de usar un maquillaje al uso, que tiene una cobertura media-alta, hay que utilizar productos como una CC cream o específicos, como los que son al agua, por ejemplo, en Chanel tenemos un agua con pigmento que refresca con su sensación mentolada.

Si tienes una imperfección y necesitas cobertura, en vez de recurrir a un fondo de maquillaje con mucha cobertura que provoca sensación de ir maquillada, lo mejor es trabajar puntualmente las zonas que se necesitan corregir con el corrector. Es decir, que abogo por un cambio en cuanto a producto, a ser posible, si la persona se lo puede permitir y, si no, reducir muchísimo la cantidad.

P. En el caso de que no se pudiera comprar un producto nuevo, ¿hay algún truco para huir del efecto máscara utilizando lo que se tiene en casa?

R. Lo que haría, a mí que me gusta mucho que el maquillaje se viva con libertad, es, si tu por ejemplo tienes una zona con rojez en el pómulo y en la frente, ¿qué necesidad tienes de cubrir el resto del rostro con ese producto? Es innecesario. Entonces, en verano lo que tienes que hacer, es, si utilizas el producto adecuado en términos de textura y color, corregir puntualmente las zonas que necesitan esa cobertura para dejar respirar el resto del rostro.

Mi consejo es que el fondo de maquillaje no se aplique en todo el rostro, sino donde se necesite, con texturas que sean lo más ligeras posibles, al agua… Un truco, aventurándome y por lo poco que sé de composición, sería añadir una gotita de agua para diluirlo, que siempre va a quedar más ligero. O utilizar más una prebase. Por ejemplo, tres cantidades de prebase y una de maquillaje, en vez de media y media, reducir las cantidades. Cuanto menos pigmento y más trabajo previo tengamos en verano, mucho mejor. Como ya tenemos un buen tono no necesitamos un pigmento, es más, lo mejor es darle un toque final de polvo de sol, que además va a reducir el exceso de grasa.

View this post on Instagram

Morning, Let's play! #dolorygloria

A post shared by Iván Gómez (@ivan_gomez_) on

P. En estos meses es también más importante que nunca utilizar cremas con factor solar. ¿Cómo se deben incorporar a la rutina diaria?

R. Después del tratamiento. Aplicas tu ritual habitual, es decir, limpias el rostro, tonificas, suero, contorno de ojos, crema o fluido y, a partir de ese momento, dejarías que se absorbiera en su totalidad el tratamiento, como un minuto, y seguimos con el protector solar. Intentaría que fuese, insisto, especialmente en este caso, productos muy ligeros, y no haría falta aplicarlos en todo el rostro. Lo que yo haría sería poner una muy, muy finita y ligera en todo el rostro y dar una segunda capa en las zonas más proclives a las quemaduras como la frente, las mejillas… Lo mejor es utilizar cuanto menos producto mejor, la piel se va a ver siempre mucho más joven y luminosa, sobre todo a partir de los 40 o 50 que, cuanto menos producto pongas, mejor, para que sea un acabado más jovial y fresco.  | [LEER MÁS: Felipe VI, sin perdón para Iñaki]

Lo último en Estilo

Últimas noticias