ESTILO ROYAL

Grace Kelly ‘regresa’ a Mónaco para borrar el rastro de Karl Lagerfeld

La clásica guerra entre dos históricas maisons ya tiene una vencedora en el Principado

Grace Kelly ‘regresa’ a Mónaco para borrar el rastro de Karl Lagerfeld
Grace Kelly en una imagen de archivo / Gtres

Dos mitos de la moda ‘en guerra por un trono’, el de Mónaco. Christian Dior y Coco Chanel representaban dos polos opuestos en la industria, dos maneras radicalmente diferentes de entender cómo ha de vestirse una mujer. Frente a la sencillez de Chanel, la sensualidad de Dior.

El principado de Mónaco ha sido el escenario del triunfal retorno de la casa fundada por Christian Dior tras varias décadas en las que la Chanel del Karl Lagerfeld ha sido la absoluta reina.  Ha sido gracias a las celebraciones del Día Nacional del Principado cuando hemos podido ser testigos del resurgir de la casa Dior con un desfile protagonizado por la hija menor de Carolina de Mónaco y sus nueras, Beatrice Borromeo y Tatiana Santodomingo.

Mónaco
Desfile royal en Mónaco / Gtres

Alexandra de Hannover sorprendía con un sublime estilismo en negro y camel, compuesto por un vestido de estilo chaleco, fruncido por un cinturón con hebilla dorada. Por su parte, tanto Beatrice Borromeo como Tatiana Santodomingo prefirieron conjuntos con aire de época.

Un detalle muy importante si se tiene en cuenta que Carolina de Mónaco es la mayor responsable de que el Káiser haya sido el modisto de cabecera del Principado en las últimas décadas y que, a día de hoy, casi un año después de su muerte, Chanel siga reinando en el armario de la princesa de Hannover. Sin embargo, parece que ha llegado el momento de un cambio. Un cambio que viene con aire nostálgicos y que hace que el recuerdo de Grace Kelly esté más vivo que nunca.

Grace Kelly ‘regresa’ a Mónaco para borrar el rastro de Karl Lagerfeld
Grace Kelly vestida de Dior / Gtres

Ahora que se acaba de celebrar el noventa aniversario de su nacimiento, no podemos dejar de recordar que la Casa Dior era una de las firmas preferidas de la norteamericana. Grace Kelly confiaba plenamente en Marc Bohan, director creativo de Dior entre 1961 y 1989.

La esposa del príncipe Rainiero forjó su especial relación con el modisto en su etapa de actriz y se mantuvo fiel a la marca ya convertida en royal. Aunque vistió de otras firmas entre las que se incluyen la propia Chanel, lo cierto es que Dior siempre fue su predilecta en las grandes ocasiones, incluso hasta Carolina (el día de su primera boda) y Estefanía siguieron la estela de su madre, hasta que Marc Bohan dejó la casa. Fue entonces cuando Lagerfeld se convirtió en referente para las Grimaldi.

Carolina de Mónaco
Carolina de Mónaco y su hija Carlota / Gtres

Sin embargo, parece que ahora Dior, con Maria Grazia Chiuri a la cabeza, podría recuperar el favor de la familia principesca, al menos de parte de ella. Parece que Carolina se mantiene fiel a la nueva Chanel de Virginie Viard y tanto Estefanía como Charlene son un caso aparte. Igual que la última incorporación al clan, Marie Chevallier, que aún está buscando su estilo y de momento confía en Catherine Walker, por cierto, firma de cabecera de Diana de Gales.

Carlota Casiraghi, la Grimaldi rebelde

A diferencia de su madre, la sobrina del príncipe Alberto, aunque ha confiado en Lagerfeld en la mayoría de las grandes ocasiones, también ha querido marcar su propio camino. Yves Saint Laurent y Gucci han sido algunas de las firmas fetiche de la que hasta ahora ha sido la heredera estilística de Carolina de Mónaco, un puesto por el que Alexandra de Hannover puja con fuerza. Sin embargo, la experiencia todavía es un grado y a Carlota le quedan muchos años siendo icono de estilo. Eso sí, seguro que sigue yendo por libre.

Lo último en Estilo

Últimas noticias