ENTREVISTA

Una experta nos descubre los secretos de la alimentación sin dietas de Elsa Pataky

Elsa Pataky mindful eating
Elsa Pataky en una imagen de archivo / GTRES
  • LOOK

La nutricionista Elisa Blázquez da las claves para entender el 'mindful eating', base de la alimentación de artistas como Elsa Pataky

Estar sano y tener un cuerpo que así lo refleje no es cuestión de comer poco, pasar hambre o vivir condicionada por dietas alimenticias. Así lo afirma la nutricionista Elisa Blázquez, nutricionista de la clínica IQtra y profesional a cargo de la alimentación de estrellas como Pilar Rubio.

Más allá de la mayor o menor ingesta de alimentos, existe una tendencia que invita a tomar conciencia de lo que se está comiendo a fin de controlar y valorar todo lo referente a la relación de cada uno con la comida y Elisa ha compartido con LOOK las claves del ‘Mindful Eating’, una práctica de la que Elsa Pataky se ha declarado fiel discípula en más de una ocasión.

¿Podríamos empezar con la afirmación de que, en muchas ocasiones, comemos sin ser conscientes de ello?

Así es. Hay muchos momentos a lo largo del día en los que comemos sin ser conscientes de lo que estamos comiendo, cómo lo comemos y para qué lo comemos. El comer emocional, el comer por aburrimiento o por estrés, el momento social que nos estimula a comer, etc. Con el mindful eating adquirimos capacidades que nos ayudan a ampliar la perspectiva de nuestra relación con la comida. Y sin duda, es garantía de éxito para cambiar tu vida de manera definitiva.

Dieta VS Estilo de vida ¿En qué consiste el Mindful Eating?

No se trata de una dieta. Se trata más bien de una corriente de pensamiento y de un estilo de vida. De adquirir capacidades y conocimientos que te ayuden a tener el control de tu alimentación y de tu manera de vivir. Gracias al mindful eating conoces tu relación con la comida y eres capaz de modularla, eres capaz de liberarte de culpas desde la aceptación.

Comer de manera consciente supone conocer nuestro cuerpo y nuestra mente, saber que nos aporta cada alimento y de qué manera hay que comerlo para que nos nutra y equilibre física y psíquicamente. Se trata también de aprender a comer. Para ello hay técnicas y conceptos que debemos conocer, pero también un trabajo personal importante. Cuando uno ha conseguido el cambio de estilo de vida y de pensamiento definitivo, ya no necesita más dietas.

¿Existen pasos a seguir en la práctica de la alimentación consciente? ¿Cuáles son?

Comenzamos estudiando la realidad actual en la que nos movemos a todos los niveles: emocional, intelectual, social y conductual. Además de realizar un estudio del estado de salud y nutrigenética completo.

Con este punto de partida, se plantean unos objetivos nutricionales y de estilo de vida individuales. Se explica muy detalladamente el vínculo que hay entre la alimentación y el estado de salud actual de cada persona. Y comprender esto es fundamental para comenzar. En mi consulta, también le damos muchísima importancia a las sensaciones fisiológicas que tenemos a la hora de comer. Cuando atendemos a estas sensaciones, el acto de comer adquiere transcendencia.

El siguiente paso es la práctica. Comer de manera consciente no solo es saborear cada bocado, es darle un sentido a tu manera de comer, comprender que las sensaciones que te acompañan a lo largo del día están muy condicionadas por lo que comes y que cada bocado tenga un objetivo concreto para ti.

¿Qué estímulos se deben evitar para alimentarnos modo Mindful?

Lo ideal es comer sin demasiados estímulos alrededor. La televisión, comer en el entorno laboral o rodeados de personas que no nos permiten sentirnos relajados son malos estímulos para comer de manera consciente. El estrés, la prisa y la falta de organización también lo son. Cuando es inevitable comer en un contexto de este tipo, lo recomendable es hacer un acto de conciencia antes de que llegue la hora de comer y trabajarlo previamente.

¿De qué manera puede cambiar nuestra forma de comer el hecho de poner nuestra atención en ello?

Al hacerlo mejoramos la elección del alimento, lo comemos lentamente y favorecemos una correcta digestión, lo disfrutamos más y nos sentimos satisfechos antes. La sensación de satisfacción al comer es proporcional al grado de conciencia que le pongas. Si comes sin prestar atención, por muy buena que esté la comida, acabarás  el plato sin sentirte satisfecho.

¿Podría existir relación entre algunos problemas de sobrepeso y la falta de conciencia en la alimentación de quienes lo padecen?

La relación con la comida está muy ligada al problema de sobrepeso. El acto de comer de manera compulsiva o comer en exceso suele acompañarse de una sensación de insatisfacción constante. El mindful eating mejora la relación con la comida y sobre todo, nos da la oportunidad de permitirnos disfrutar de ella. Cuando alguien ha realizado muchas dietas a lo largo de su vida, su relación con la comida se ha empañado con la culpa. Y no se permite disfrutar de ella. ¡Es fundamental que todos disfrutemos comiendo! y una alimentación sana tiene que buscar también el placer y la satisfacción. | [LEER MÁS: Leonor de Borbón e Irene Urdangarin: dos formas opuestas de ser adolescente]

Lo último en Estilo

Últimas noticias