¡Haz clic en la galería!

¿Qué le ha pasado en la cara a Bradley Cooper?

Bradley Cooper
Ver Galería
GALERÍA: La notable transformación física del actor Bradley Cooper. / Gtres

Poco queda de la imagen del actor que fue elegido como el hombre más sexy del mundo…

Bradley Cooper se encuentra en uno de sus mejores momentos. Además de ser uno de los favoritos en la carrera del Oscar tras arrasar con el estreno de ‘Ha nacido una estrella’, su ópera prima detrás de las cámaras, pero también frente a ellas, el cineasta está inmerso en una bonita etapa personal. Su relación con Irina Shayk va viento en popa y cada vez es más habitual ver a la pareja compartir tiempo con la hija que tienen en común, la pequeña Lea. Hasta han acudido juntos a la última ceremonia de los Globos de Oro, donde han derrochado gestos de cariño y complicidad. Sin embargo, el tiempo no perdona y parece que el paso de los años está haciendo mella en la imagen del que ha sido considerado como uno de los actores más atractivos de Hollywood. ¡Y del mundo!

Irina Shayk y Bradley Cooper
La modelo Irina Shayk y el actor Bradley Cooper en la 76 edición de los Globos de Oro. / Gtres

“¿Qué le ha pasado a Bradley Cooper?”. Esta es una de las preguntas más repetidas de las últimas horas y son muchos los que apuntan que el actor podría haberse sometido a algún que otro retoque estético. No obstante, tal y como le ha pasado a otros rostros conocidos de la industria cinematográfica como Courteney Cox o Renée Zellweger, quien precisamente fue pareja del actor, el resultado no habría sido el esperado. En sus últimas apariciones, el rostro de Bradley presenta unos pómulos más marcados, una nariz más fina y puntiaguda, así como un gesto más fruncido en la zona de las cejas que empequeñece visualmente sus ojos. Una serie de cambios poco favorecedores que han ‘destronado’ al protagonista de El lado bueno de las cosas que, en 2013, fue elegido como el hombre más sexy del mundo por la revista People.

Bradley Cooper
Bradley Cooper en la 71 edición de los Globos de Oro (2014). / Gtres

A pesar de que en numerosas ocasiones ha tenido que cambiar de físico por exigencias de guion, como para protagonizar El francotirador de Clint Eastwood cuando tuvo que engordar 20 kilos, ahora parece que ningún proyecto es el culpable de su actual transformación que, en definitiva, podría ser únicamente consecuencia del inevitable paso del tiempo. ¡Repasamos el notable cambio de imagen del cineasta!

Últimas noticias