‘Body positive’

Beyoncé, más orgullosa que nunca de su cuerpo, tras su triple maternidad

beyoncé
Beyoncé está más orgullosa que nunca de sus curvas / Gtres

La estrella se ha confesado a 'Vogue' cómo fueron los primeros meses tras a dar a luz a sus mellizos

No tiene prisa por deshacerse de su 'pequeña barriguita de mamá' y se siente muy a gusto con sus nuevas curvas

Las ediciones internacionales de septiembre (la más importante del año) de la revista Vogue vienen cargados de mensajes positivos, más concretamente ‘body positive’, por parte de dos de las divas más importantes de la música en la actualidad. Si recientemente nos hacíamos eco de que Rihanna hacía todo un alegato de sus curvas en la versión británica de la popular revista femenina, ahora ha sido nada menos que Beyoncé quien, en su edición norteamericana, se ha sincerado sobre el estado de su cuerpo tras la maternidad. Sin duda, unos valiosos testimonios que pretenden concienciar sobre la importancia de la aceptación de uno mismo.

La esposa de Jay Z -que reveló que, en los días previos de dar a luz a sus mellizos, Sir y Rumi, llegó a pesar casi 100 kilos-, ha declarado a la publicación que enfrentó la recuperación de su segundo embarazo de una manera muy distinta a como lo hizo tras el nacimiento de su primogénita, Blue Ivy, en 2012. “Después del nacimiento de mi primera hija, me creí las cosas que la sociedad decía sobre cómo debía verse mi cuerpo. Me presioné para perder todo el peso del bebé en tres meses y programé una pequeña gira para asegurarme de que lo haría. Mirando atrás, eso fue una locura. Después de los gemelos, abordé las cosas de manera muy diferente”, aseguraba.

A post shared by Beyoncé (@beyonce) on

La estrella sufrió preeclampsia durante la gestación, por lo que estaba aún más hinchada de lo normal, y la recuperación fue más complicada. De modo que decidió tomarse las cosas con más calma y hacer un importante ejercicio de autoaceptación. “Después de la cesárea, mi ‘core’ era diferente. Había sufrido una cirugía mayor. Necesitaba tiempo para sanar, para recuperarme. Durante ese tiempo me di el amor y los cuidados que necesitaba y acepté mi figura, más curvilínea. Acepté lo que mi cuerpo quería ser. Después de seis meses, comencé a prepararme para Coachella”.

beyoncé coachella
Beyoncé, deslumbrante en Coachella el pasado abril / Gtres

En el festival ‘indie’ hizo su gran reaparición sobre el escenario, ya con una imagen muy recuperada y tan atractiva y exuberante como de costumbre. Algo que consiguió no sin poco esfuerzo, tal y como ella misma ha apuntado: “Me volví vegana temporalmente, dejé el café, el alcohol y todas las bebidas de frutas. Pero fui paciente conmigo misma y disfruté de mis curvas más marcadas. Mis hijos y mi marido también lo hicieron”.

A post shared by Beyoncé (@beyonce) on

No obstante, insiste en que, un año después del parto, su cuerpo todavía no es el que era. “Actualmente mis brazos, mis hombros, mis pechos y muslos están más redondos. Tengo una pequeña barriguita de mamá, y no tengo prisa por deshacerme de ella. Creo que es real”, afirma orgullosa, aunque no renuncia a volver a conseguir una silueta más estilizada, firme y tonificada. “Cuando esté lista para tener una ‘tableta de chocolate’ en los abdominales entrenaré duro y trabajaré hasta que lo tenga. Pero en este momento, mi pequeña barriguita y yo sentimos que estamos hechas la una para la otra“. Toda una declaración de intenciones con la que Beyoncé intenta dejar muy claro lo que de verdad le importa en la vida.

Últimas noticias