Un alegato en positivo

Rihanna quiere decir adiós a sus curvas… pero no a todas

La cantante Rihanna
Rihanna defiende sus curvas en una entrevista a British Vogue / Gtres

La artista de Barbados ha defendido su figura en una entrevista a British Vogue

Un nuevo ejemplo del triunfo de la filosofía 'body positive'

Trece años han pasado desde que Rihanna realizara su debut musical, con Music of the sun, en 2005. Un álbum que fue el comienzo del éxito del que actualmente goza. Ahora, convertida en un referente más allá de la moda y la belleza, la edición británica de Vogue la ha llevado a su portada de septiembre -la más importante del año- convertida en todo un icono estético. Una suerte de universo fantasioso, mucho volumen y maquillaje ‘arty’ componen este reportaje más entrevista que el propio redactor jefe de la publicación, Edward Enninful, le ha realizado a la artista.

Sabiendo que, en el último año, algunos de los seguidores de la intérprete habían iniciado una campaña de críticas por su cambio físico, el periodista quiso conocer su perspectiva de la situación. “Tengo intención de volver al gimnasio para recuperar la forma y todo eso, pero espero no despedirme de mi culo, ni de mis curvas y tampoco de mis muslos. Puede que pierda un poco, pero no todo”. La silueta de ‘Riri‘ parece ser objeto de polémica para algunos medios y fans, sin embargo, ella prefiere mantener su figura actual: “También pienso en mis pechos, me aterraría pensar que los voy a perder por completo”.

🖤

Una publicación compartida de Rihanna (@___badgalriri____) el

 

La confianza en sí misma es el mejor recurso de la cantante, que habitualmente se ha mostrado contraria a la delgadez que la acompañaba los primeros años de carrera. “Realmente no entiendo cómo siempre estoy perdiendo peso. Es algo que me enfada bastante. Ahora no tengo culo, no tengo pechos. ¡Me da tanta rabia!” explicaba en 2012 en una entrevista a KIIS FM. Rihanna ha terminado por convertirse en una de las abanderadas del movimiento #bodypositive o #curvy, según se mire. Detrás de etiquetas como estas se esconden mujeres que se aceptan a sí mismas y entienden su cuerpo como un aliado y no como un enemigo. Un giro de 180º a los estándares de belleza que empieza por darle voz a referentes cuyo cuerpo no es el objeto de la conversación.

caribbean badgurl 🌴🕶

Una publicación compartida de Rihanna (@___badgalriri____) el

 

Lejos de encerrarse en un canon ‘beauty’, la intérprete está orgullosa de quien es y no tiene planes de cambiar. ¿Puede haber un mensaje más potente? Además, de forma más silenciosa, el otro gran éxito de haber logrado esta portada es que ha conseguido ser la primera mujer negra que protagoniza la de septiembre en la historia de la publicación. Un hito que se une a la ‘cover’ de Beyoncé, que es el rostro del ‘september issue’ de Vogue USA. Dos mujeres influyentes y con un diálogo que no se basa en una cuestión de complejos. Las cabeceras de moda han terminado por evolucionar en su discurso, ¿y la sociedad?

Temas

Últimas noticias