Evolución ‘beauty’

Belén Rueda | Mejor con 53 que con 23

Belén Rueda
Ver Galería
Belén Rueda en una imagen de archivo / Gtres

Es uno de los rostros más bellos del cine español y es que, a sus 53 años recién cumplidos, se puede decir que Belén Rueda está mejor que nunca. La conocimos a principios de la década de los 90 cuando se dio a conocer junto a Emilio Aragón en el programa VIP. No obstante, pese a su juventud de entonces, su imagen parecía mucho más seria y anticuada, puede que por su flequillo, un elemento muy poco favorecedor que le añadía varios años de más.

belén rueda evolución
Belén Rueda en los 90 / Gtres

Con el paso del tiempo fue demostrando sus dotes como actriz a través de series como Médico de familia y, sobre todo, en Los Serrano, en la que realmente fuimos conscientes de su evolución ‘beauty’ y estilística. En los 2000, Belén pareció resurgir, mostrándose mucho más esbelta y juvenil que varios años atrás. Su característica melena rubia es una de sus señas de identidad; con cierto aire ‘messy’, es el estilismo que más le favorece.

Ella lo sabe y por eso la cuida a conciencia. “Al llevar tantos años tiñéndome y estar expuesta a agresiones como el secador y cepillado, con el tiempo he ido dándome cuenta de que mi cabello se estaba estropeando. Por ello, me he vuelto más exigente con el cuidado de mi pelo y siempre utilizo productos de tratamiento que lleven Keratina”, confesaba hace unos años al periódico La Vanguardia.

belén rueda evolución
En la presentación de ‘El cuerpo’ en 2012 / Gtres

En un momento profesional inmejorable, ella misma reconoce que su mejor secreto de belleza es la felicidad. No obstante, esconde algún que otro truco confesable para mostrarse así de estupenda a su edad, según reveló al citado medio nacional: “La rutina para llegar con una buena piel a los 50 es no acostarse nunca maquillada. Hay que coger el hábito de desmaquillarse al llegar a casa, sea la hora que sea. Y por supuesto, acompañarlo de una crema facial adecuada a nuestro tipo de piel y edad”.

Aun así, Belén no está en contra de las operaciones de estética. “Creo que la cirugía hay que usarla en un momento dado, más que como algo que te pueda solucionar la vida, como una terapia personal. Para nosotras las actrices es muy peligroso, sobre todo las operaciones de cara, porqué te cambian bastante la expresión del rostro”.

Lo cierto es que pasados los 50, Belén Rueda está mejor que con 25. Si no te lo crees, pincha en nuestra galería.

Temas

Últimas noticias