¿Adicta al bisturí?

Courteney Cox habla de cirugía: “Soy todo lo natural que puedo ser”

Courteney Cox
Courteney Cox / Gtres

Uno de los grandes problemas con los que conviven los famosos son sus coqueteos con la cirugía estética. Y es que lo que comienza como un pequeño retoque para retrasar el envejecimiento, puede llegar a convertirse en una adicción si no se sabe dónde está el límite.

Courteney Cox puede dar fe de ello. Tanto que hace tiempo anunció su retirada de la frenética y estresante carrera del bisturí, y eso ha cambiado la manera de cuidarse y aceptarse. Tomó la decisión de llevar una rutina beauty que le asegurase respetar su cuerpo y hacerle sentir mejor. Y parece que lo ha conseguido. Así lo confesaba la actriz de 53 años a New Beauty, en una entrevista en la que ha tratado con naturalidad y sin tapujos el tema de la cirugía.

Llegó un momento en el que se veía “terrible” en las fotografías y ahora su objetivo pasa por “ser lo más natural posible”, aunque afirma no conformarse con utilizar como cosméticos “plantas y agua” y rendirse a técnicas como el cepillado en seco o el microblading para sus cejas. “Me gusta creer que soy ahora mucho más como la persona que era, al menos eso espero”, confesaba al magazine, ahora que está comprobando como los rellenos se vas reabsorbiendo.

Courteney Cox
El antes y el después de Courteney Cox / Gtres

Hacía años que poco o nada quedaba de la ‘Mónica’ de ‘Friends’. Sus progresivos retoques estéticos fueron cambiando la silueta y fisonomía de su rostro, hasta que en 2015, especialmente, Courteney fijó la atención mediática al aparecer en el estreno de la película ‘Hand of God’ con una expresión facial absolutamente renovada. ¿Botox? ¿Lifting? Pese a la negativa, sus pómulos eran el fiel espejo de que se había aliado con el bisturí más de la cuenta para corregir alguna imperfección.

Courteney Cox
Courteney Cox, en la presentación de ‘Hands of God’ en 2015 / Gtres
Comentar

Últimas noticias