Verano en forma

Operación bikini, aún estás a tiempo

operacion bikini
La combinación de dieta y ejercicio es la clave para triunfar con la 'operación bikini' / Gtres

Solo quedan tres semanas para la entrada en vigor del verano, pero las más rezagadas aún están a tiempo de engancharse a la temida ‘operación bikini’, ese fenómeno social que, a estas alturas del año, está en mente de gran parte de la población femenina que, después de un año de excesos, teme el momento de volver a ponerse el traje de baño.

Aunque cada vez hay más hombres que se apuntan a esta ‘medida de emergencia’, son las mujeres las que arrasan en su práctica. Según datos desvelados por el estudio Findus 350, siete de cada diez mujeres españolas reconocen haberla hecho en alguna ocasión, y más del 50% creen que volverán a hacerla en un futuro. Ante estas expectativas, el asesoramiento de un experto resulta de vital importancia para llevarla a cabo con garantías de éxito y sin riesgos para la salud.

Para la entrenadora personal y fit blogger, Paula Butragueño, se trata de “un gancho para que cada vez más gente se incorpore a una vida más saludable, no solo en verano, ya que los resultados son mejores si son duraderos”. Ella se considera una firme defensora del “paso a paso”, aunque, si se ha optado por la vía exprés, recomienda llevar a cabo una alimentación sana complementada con la práctica de actividad física.

Un ejemplo de dieta equilibrada es aquella que consta de cinco comidas al día “para mantener un índice glucémico constante y estar más activos”. Constaría de un desayuno completo a base de hidratos de carbono, proteínas y grasas saludables, como frutos secos; fruta a media mañana; una comida con ensalada con fuente de proteínas (tipo atún o pavo); merienda con yogur o tostada; y, por último, una cena ligera con verduras y proteínas.

Deporte moderado durante cinco o seis días por semana es el otro aspecto fundamental del plan. Combinar dos o tres días de ejercicio aeróbico suave, para que el cuerpo queme grasa, más otros tantos de circuito de fuerza y trabajo muscular -con el fin de convertir la grasa en músculo- son la base del programa. Una sesión adicional de entrenamiento de alta intensidad, para una quema extra de calorías, garantizará mejores resultados.

Estas controvertidas ‘dietas extremas’ no están exentas de inconvenientes. El cuerpo se adapta a comer menos, “pero se hace vago y baja el índice metabólico por lo que no se puede mantener en el tiempo y aparece el temido efecto rebote”, explica la experta. La ecuación perfecta es aquella cuyo resultado es “lo que entra por lo que sale”. “Nuestro cuerpo es una máquina de quemar calorías y también consume energía por el simple hecho de estar vivo”.

Paula también insiste en la importancia de la mente en este tipo de regímenes a corto plazo. Evitar la ansiedad y el estrés a través de ejercicios de respiración hará que seamos “más conscientes de lo que comemos y hacemos”. “Debemos escuchar al cuerpo; al fin y al cabo, es nuestro templo y lo necesitamos a largo plazo”, sentencia la entrenadora.

Últimas noticias