Puesta a punto

Operación pies | Cómo prepararlos para el verano

cuidados pies verano
Ver Galería
Lucir unos pies bonitos en verano es fácil si sigues el consejo del experto / Gtres

Ya ha empezado la cuenta atrás para el verano y la operación bikini es una realidad. Nos preparamos para lucir un cuerpo 10, pero nos solemos olvidar de un detalle. La llegada del buen tiempo invita a descubrir cada vez más piel, y por supuesto los pies. A estas alturas del año ya existen muchas ganas de liberarlos y darles un respiro después del opresor calzado cerrado del invierno. Además, nadie se resiste a lucir a la última con las sandalias y chanclas de la temporada.

Por fin ha llegado el momento de lucirlos, pero esto puede suponer un problema a más de uno. A pesar de ser una parte principal de nuestra anatomía, no siempre les prestamos la atención que se merecen, no solo a nivel estético. La pedicura no siempre es suficiente. Un gran número de afecciones puede causarnos más de un problema, por lo que deberíamos cuidarlos todo el año, no solo cuando llega el momento de enseñarlos.

Un sencillo protocolo de cuidados básicos nos ayudará a lucirlos bonitos y en plena forma. El Dr. Manel Ballester Especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología en la Clínica Tufet en Barcelona, nos da las claves. “Lo primero sería realizar una buena hidratación con cremas específicas para la zona. Por otro lado, es muy aconsejable realizar un buen cortado y limpieza de uñas. El corte ha de ser correcto, en cuadrado y que no sobresalgan las puntas”. Las callosidades y durezas merecen un cuidado aparte; si son pocas, el experto aconseja retirarlas con piedra pómez o con máquinas de venta en farmacia. No obstante, recalca que si son abundantes “lo recomendable es una visita al podólogo”.

[Galería: Los productos imprescindibles para lucir unos pies perfectos]

Por otra parte, elegir el calzado adecuado es fundamental. No llevar ninguno o utilizar uno inadecuado puede producir heridas, roces o quemaduras. El doctor Ballester afirma que el más apropiado “ha de ser un zapato ancho flexible, transpirable y con un poco de suela”. Del mismo modo, indica que se debe evitar el que no corresponde con la actividad que se realiza.

Para el especialista, el peligro más común en esta época es el recalentamiento de los pies si el calzado no es transpirable. Además, “también hay que tener en cuenta la posible aparición de hongos en pies y en uñas, así como quemaduras del sol en plantas y empeines”, de modo que no se debe olvidar la protección solar es esa zona.

Todo cuidado es poco para lucir unos pies perfectos. Visita nuestra galería y descubre los productos más adecuados para ellos.

Temas

Últimas noticias