Curly Hair

Nicole Kidman: “Me encantaría recuperar mis rizos, ¡los torturé hasta la muerte!”

Nicole Kidman
Nicole Kidman en una imagen de archivo / Gtres

Aunque con el paso de los años Nicole Kidman ha tratado de recuperar esa naturalidad y belleza de la que nos enamoramos en los ochenta, los retoques estéticos que se ha realizado son realmente difíciles de esconder. La actriz australiana reconocía que su adicción al bisturí le había pasado factura y recuperar la movilidad de sus facciones de ‘muñeca de porcelana’ no fue tarea fácil.

Pero además de su innegable atractivo, su melena rojiza e hiperrizada era uno de los puntos fuertes de la intérprete. Sin embargo, Nicole se empeñó en someter su cabello a numerosos tratamientos capilares que consiguieran domarlo. “Quería parecer una de esas típicas chicas australianas en la playa. Con la piel morena y el pelo rubio. Algo que jamás iba a conseguir”, comenta en una entrevista.

Ahora, con 49 años y la suficiente madurez como para reírse de sí misma, Nicole Kidman reconoce que hizo absolutas barbaridades con su pelo tratando de alcanzar ese ideal australiano. Y aunque la actriz asegura que desearía poder volver a lucir su melena rizada, los agresivos tratamientos que estuvo realizándose durante años y años, hicieron que sus tirabuzones desaparecieran para siempre. “Me encantaría poder volver a tener mis rizos. ¡Los torturé hasta la muerte!” explica.

Una publicación compartida de @2000spop el

A pesar de que su pelo natural era perfecto y que muchas desearían tener unos rizos como los suyos, Nicole sacrificó su melena en detrimento de un canon de belleza imposible. Y aunque ahora es demasiado tarde para recuperar su melena, Nicole tiene un consejo que darte: “¡no arruines tus rizos!”.

Nicole jamás podrá alcanzar el tópico de mujer australiana que tanto deseaba tener hace veinte años. No obstante, en casa tiene la suerte de tener al perfecto aussie beach boy. Aunque en realidad Keith Urban es de origen neozelandés, el cantante se crió en Australia y encarna a la perfección aquello que tanto anhelaba Kidman en su juventud.

La actriz ha demostrado en numerosas ocasiones la obsesión que tiene por estar siempre perfecta. Por suerte, su marido, con quien acaba de celebrar su décimo aniversario de boda, trata de hacer que Nicole se muestre de la manera más natural posible y se olvide de los tratamientos de belleza que tanto han dañado su imagen. “Siempre prefiere mi versión nautural, no para de decirme que me quite el maquillaje”, comenta.

Últimas noticias