¿Imagen retocada?

El nuevo cartel de Cannes levanta la polémica

Festival Cannes 2017 cartel
La silueta de la actriz italiana aparece visiblemente más delgada. / Festival de Cannes

La 70 edición del Festival de Cannes ya tiene cartel oficial. Y no está exento de polémica. En un primer momento, la elección de la imagen de la actriz Claudia Cardinale bailando descalza en los tejados de Roma como póster del evento cinematográfico más importante de Europa tuvo un recibimiento positivo para amantes y expertos del séptimo arte. Sin embargo, las comparaciones son odiosas, y toda esta atmósfera de nostalgia y glamour se rompió cuando las redes sociales destaparon los evidentes retoques de Photoshop a los que había sido sometida la fotografía original de 1959.

En el cartel del certamen, que tendrá lugar del 17 al 28 de mayo, aparece la silueta de la intérprete de ‘El gatopardo’ visiblemente transformada sobre un fondo rojo. El contorno de las caderas de la italiana están más reducidas y sus piernas y brazos más estilizados.

“¿Qué mejor símbolo para el próximo festival que esta actriz aventurera, esta mujer independiente, esta ciudadana comprometida?”, destacaron los organizadores de Cannes en un comunicado dedicado a la presentación del cartel. Sin embargo, tras las acusaciones, los responsables no se han pronunciado y Cardinale ha declarado estar “muy contenta” con la instantánea escogida para el aniversario del festival, que contará con el director Pedro Almodóvar como presidente del jurado.

El uso de Phostoshop en las campañas no es novedad. La herramienta suele emplearse habitualmente para hacer que las siluetas encajen en los cánones socialmente establecidos y ensalzar la belleza de la persona retratada. Sin embargo, cada vez son más los que apuestan por la belleza natural y denuncian esta mala y nociva práctica. La actriz española Inma Cuesta, la cantante Zendaya, la intérprete Kate Winslet y la top curvy Ashley Graham son algunas de las celebs que ya han alzado su voz para denunciar el abuso del retoque fotográfico.

Si en 1959 no fue necesario alterar la imagen y Cardinale era sinónimo de belleza sin necesidad de retoques, ¿por qué en 2017 sí?

Comentar

Últimas noticias