Viaje de Estado

Begoña Gómez brilla con su color fetiche en su aterrizaje en Cuba

Begoña Gómez y Pedro Sánchez
Begoña Gómez y Pedro Sánchez, aterrizando en La Habana / Atlas

Apuesta de nuevo por el diseño patrio

Viaje histórico el que han emprendido Pedro Sánchez y su esposa a La Habana. Han tenido que pasar 32 años para ver a un presidente de Gobierno español pisar suelo cubano y más aún para ver a una primera dama brillar y triunfar de la manera que lo ha hecho Begoña Gómez. Inseparable del mandatario, su mujer ha acaparado todas las miradas gracias al look elegido para la ocasión: un dos piezas rojo de americana cruzada, manga larga, pantalón. Un estilismo firmado por Purificación García y que refuerza la apuesta decidida de Gómez por la moda española. Siempre que acude a un acto importante lo hace vestida de alguna marca patria.

Begoña Gómez y Pedro Sánchez
Begoña Gómez y Pedro Sánchez en La Habana / Atlas

Rojo, sí, rojo. Y es que ya no cabe duda de que se ha convertido en el color favorito de Begoña Gómez. Lo cierto es que más corporativa y comprometida con el partido de Sánchez no puede estar. Durante la campaña del político la convirtió en una especie de amuleto y ahora recurre a esta tonalidad siempre que tiene un evento importante, como este viaje en el que sabe que acaparará muchas miradas. Es inevitable compararla en cuestiones de estilo con la reina Letizia, otra gran adicta al rojo. Hay quien dice que en seis meses en La Moncloa ya la ha superado como icono de estilo, pero quizás eso sea demasiado. Sin embargo, también generó una buena oleada de elogios durante su estancia en Canadá y Estados Unidos.

El hotel de Pedro Sánchez y Begoña Gómez

Begoña Gómez brilla con su color fetiche en su aterrizaje en Cuba
El hotel donde duermen Pedro Sánchez y su esposa / Iberostar

Otro de los puntos que ha suscitado más interés es el hotel donde se van a alojar el presidente del Gobierno y su esposa. Se trata del Grand Packard, uno de los hoteles más lujosos de La Habana, muy próximo a los bares de la zona vieja, con diferentes comodidades, buenas vistas, habitaciones espaciosas y cuyo precio por noche oscila los 372 euros. También fue el mismo en el que años atrás se alojaron Marlon Brando y Pablo Neruda.

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias