TERNURA EN SU MÁXIMA EXPRESIÓN

La verdad tras uno de los momentos más entrañables de Charlotte de Cambridge

Los hijos de los duques de Cambridge se convirtieron en los absolutos protagonistas de la misa de Navidad a la que asistió la plana mayor de la Familia Real

Charlotte de Cambridge
La princesa Charlotte de Cambridge / Gtres

Los hijos de los duques de Cambridge, los príncipes George y Charlotte han sido los grandes protagonistas de una de las jornadas más esperadas para la Familia Real. La plana mayor del clan Windsor, a excepción del príncipe Felipe y los duques de Sussex, no ha querido faltar al tradicional servicio religioso que cada año se celebra el día de Navidad en la iglesia de St. Mary Magdalene en Norfolk, la misma en la que Charlotte fue bautizada.

Era la primera vez que los pequeños acudían a la celebración, un motivo más para acaparar toda la atención en una jornada en la que el sol brilló más que nunca en la ciudad británica.

Sin embargo, al margen de la ya de por sí inmensa expectación que generó su presencia, hubo un momento en el que los pequeños se acercaron a saludar a los vecinos de la localidad que se concentraban en las inmediaciones del templo para poder verlos. Fue precisamente en ese ‘paseíllo’ cuando se produjo uno de las anécdotas más entrañables de la jornada.

Charlotte
Charlotte con el flamenco / Gtres

Una de las vecinas de Norfolk, Gemma Clark se acercó hasta la iglesia portando un gracioso flamenco rosa con la intención de obsequiárselo a Charlotte y consiguió llamar la atención de la hija de los Duques. Así lo ha contando al tabloide ‘Daily Mail’. A sus 39 años, la señora Clark sufre parálisis a causa de un problema que tuvo cuando era pequeña. Felicity fue un regalo de cumpleaños de su hermana y ella lo considera su ‘mascota de la suerte’. La británica le dijo a la Princesa que podía llamarlo como quisiera y tanto Charlotte como el príncipe George le dieron un fuerte abrazo. «Para mí fue como estar en las nubes, me sentí muy feliz», ha declarado a los medios.

Este no ha sido el único regalo que Charlotte ha recibido en su primera aparición en St. Mary, sino que también le han obsequiado con una muñeca hecha a mano.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias