CITA ESPECIAL

El Rey falla al Cristo de Medinaceli tras su debut en solitario el pasado año

Felipe VI
Ver Galería
El rey don Felipe / Gtres

Como cada primero de marzo, la infanta doña Elena no ha querido faltar al tradicional besapiés con el Cristo.

Esta vez no ha podido ser. Don Felipe no ha acudido a su cita con el Cristo de Medinaceli. El Jefe del Estado sorprendió el pasado año al estrenarse en solitario en un acto que tradicionalmente había quedado reservado a la reina doña Sofía y a la infanta doña Elena. A pesar de que el monarca tenía prevista una audiencia en torno a las 11:30 de la mañana, el reloj apenas marcaba las 10:30 cuando don Felipe llegaba al madrileño templo de la plaza Jesús  con la medalla de la hermandad de Medinaceli al cuello y entre vítores de ¡Viva el Rey! y ¡Viva España! para participar en el besapiés al Cristo y saludar a las decenas de feligreses que se concentraban en los alrededores de la iglesia. Una escena que este año, aunque la agenda del monarca se encuentra despejada de actos con cobertura oficial, no se ha repetido.

Ha sido la infanta doña Elena quien no ha faltado a su encuentro con el Cristo. La hermana del Rey ha llegado a la basílica sobre las 10:30 de la mañana y en coche oficial y allí ha sido recibida entre aplausos de los feligreses y curiosos que esperaban en las proximidades, así como por el superior provincial de los frailes capuchinos, Benjamín Echeverría, y el superior de la comunidad, José María Fonseca. 

Tal como marca la tradición, una vez en el interior de la basílica, doña Elena ha besado el pie izquierdo de la talla de Jesús de Medinaceli y se ha santiguado. La Infanta ha estado unos veinte minutos en la iglesia, donde ha coincidido con Flavia y Pablo de Hohenlohe-Langenburg y Medina, hermanos del fallecido duque de Medinaceli.  A su salida del templo, la hermana de Felipe VI saludado a algunos de los feligreses que se concentraban a las puertas y que no han dudado en aplaudirle y vitorearle.

Doña Letizia, la gran ausente

El besapiés al Cristo de Medinaceli es una tradición muy arraigada entre los Borbones que, sin embargo, parece haber quedado relegada a la figura de doña Elena -que ya no es miembro de la Familia Real- o doña Sofía. Aunque el pasado año no fue la primera vez que don Felipe  visitaba Medinaceli, pero sí  era la primera que lo hacía como rey. En solitario acudió en 1993 y en 2003 y con su entonces prometida, doña Letizia Ortiz en 2004, apenas unos meses antes de contraer matrimonio. A quien no se ha vuelto a ver por la basílica es a la Reina, aunque el pasado año se encontraba en un acto oficial en Santiago de Compostela. ●  [LEER MÁS: El ‘destape’ de Letizia y otros mensajes ocultos del look de la Reina]

 

Últimas noticias