EL PRÍNCIPE ETERNO

Carlos tendrá que esperar: la reina Isabel no piensa en abdicar

Carlos tendrá que esperar: la reina Isabel no piensa en abdicar
El príncipe Carlos y la reina Isabel / Gtres

Descubrimos los motivos por los que la reina Isabel no dejará el trono a su hijo mayor.

El tiempo de Carlos de Inglaterra aún no ha llegado. A sus recién cumplidos 93 años, Isabel II no tiene ninguna intención de abdicar la Corona en favor de su hijo, el príncipe de Gales. Y no es porque la monarca considere que su hijo no esté preparado para asumir el cargo, sino por una cuestión que viene de mucho más atrás del nacimiento del heredero.

Así lo ha confirmado la experta en realeza Tina Brown al programa ‘This Morning’ de la CBS. «Isabel II morirá como reina por el juramento que hizo en Westminster el día de su Coronación», ha dicho la autora de «Las crónicas de Diana». Para la madre de Carlos de Inglaterra, ser reina no es un trabajo, es mucho más que eso, es una especie de encarnación. «El día de su Coronación, la soberana hizo un juramento en el que dijo que reinaría hasta el último de sus días y está dispuesta a cumplirlo pase lo que pase», asegura la autora.

Carlos tendrá que esperar: la reina Isabel no piensa en abdicar
La reina Isabel y su hijo, el príncipe Carlos / Gtres

Sin embargo, sí es posible que de cara al próximo año se produzcan algunos cambios en la Casa Real. Parece que la Reina estaría dispuesta a activar la Ley de Regencia de 1937 de cara a 2021, concretamente después de cumplir los 95 años, lo que podría convertir a su hijo en príncipe regente. Si esto ocurriera, el actual príncipe de Gales asumiría la mayoría de los roles de Su Majestad, pero ella mantendría el título de reina hasta su muerte. Esto es, Isabel sería reina de iure y Carlos, de facto.

Fuentes cercanas a los Windsor aseguran que en los últimos meses la Reina ha mantenido varias reuniones tanto con el príncipe Carlos como con sus consejeros para discutir la idoneidad de activar la Ley de Regencia e incluso se ha añadido al Príncipe a la lista de material oficial que recibe Su Majestad a diario desde el Gobierno para que esté al tanto de los asuntos de Estado.

La última vez que se aplicó la Ley de Regancia fue en 1810 durante el reinado de Jorge III, debido a sus problemas de salud mental. En ese momento, su hijo se convirtió en príncipe regente y cuando él murió diez años después, él asumió la Jefatura del Estado con el nombre de Jorge IV.

Últimas noticias