CASO EPSTEIN

El mensaje de la reina Isabel al príncipe Andrés en su reaparición pública

La monarca ha retomado su agenda institucional después de pasar el fin de semana en compañía de su hijo

Reina Isabel
La reina Isabel y el príncipe Andrés / Gtres

La obligación por encima de todo. Esta es la consigna que rige la vida de la reina Isabel. La monarca británica se encuentra viviendo uno de los momentos más delicados de los últimos años debido, sobre todo, a la polémica en la que se ha visto envuelto el príncipe Andrés, al que muchos consideran su hijo predilecto.

Hace apenas una semana, el duque de York anunciaba su retirada de la vida institucional a consecuencia de su desafortunada entrevista en la BBC, que, pese a que en un principio tenía por objetivo ‘limpiar’ su imagen de las vinculaciones del caso Epstein, el resultado ha sido el contrario. Unas horas después del comunicado del palacio de Buckingham, la Reina retomaba su agenda oficial con la asistencia a la entrega de un merecido premio a David Attenborough, en una jornada que coincidía con su aniversario de boda. Una prueba más de que para Isabel II el deber se encuentra por encima de cualquier circunstancia.

príncipe Andrés
El príncipe Andrés en un momento de la entrevista / BBC

Sin embargo, dos días después de la dimisión del Duque, la Reina, ya como madre, disfrutaba de un paseo a caballo en Windsor con su hijo, una muestra de que no le ha retirado su apoyo en el aspecto personal, algo que parece sí han hecho otros miembros de la familia.

Hoy la monarca volvía a la escena pública en Londres, donde ha inaugurado la nueva sede de la Royal Philatelic Society London. A sus 93 años y pese a la vorágine de los últimos días, la monarca ha demostrado que se encuentra en plena forma y que es una gran coleccionista de sellos.

Reina Isabel
La reina Isabel, de verde en su último acto / Gtres

Para esta cita, Isabel II ha optado por un estilismo muy en su línea, pero con un detalle que ha llamado poderosamente la atención. La Reina ha recurrido a un conjunto de abrigo y sombrero a juego en color verde esperanza, que ha combinado con zapatos y bolso negros, los mismos que lleva siempre. Aunque la monarca siempre opta por looks en colores vivos con el objetivo de que se la pueda distinguir con facilidad desde cualquier punto, quizás esta vez, para su primera aparición tras el escándalo que está causando un gran perjuicio a su familia, el verde no es sino un claro mensaje de esperanza hacia el futuro. ¿Quién sabe?

Lo último en Casa Real

Últimas noticias