Sigue el culebrón

Muñecas hinchables y pechos de plástico: así era la mansión donde se fotografió a Andrés de York

Muñecas hinchables y pechos de plástico: así era la mansión donde se fotografió a Andrés de York
Ver Galería
Así era la casa donde Epstein y Andrés de York recibían a jóvenes chicas / Gtres
  • LOOK

La casa donde Epstein cometía los supuestos abusos contiene toda clase de juguetes sexuales y está valorada en 77 millones. Todo un parque de atracciones erótico donde el príncipe Andrés fue fotografiado

El escándalo que ha sacudido toda Inglaterra sigue revelando nuevas pistas a medida que pasan las horas. Si ayer se hacía público un vídeo que podría implicar al príncipe Andrés en los abusos sexuales que el pederasta Jeffrey Epstein -presuntamente- cometía en su mansión de Central Park, en Nueva York. Mientras el Palacio de Buckingham, en especial la reina Isabel II, soportan una férrea presión, su hijo ha decidido refugiarse junto a Sarah Ferguson en la localidad gaditana de Sotogrande.

En las imágenes difundidas por ‘Daily Mail’ se ve a Andrés de York asomado a la puerta de la majestuosa casa, esbozando una media sonrisa y despidiendo a una joven rubia. Esa casa en la que su supuestamente su gran amigo Epstein mantenía relaciones con menores se había convertido, allá por el año 2010, en todo un parque de atracciones del sexo donde la depravación estaban a la orden del día.

Muñecas hinchables y pechos de plástico: así era la mansión donde se fotografió a Andrés de York
Mansión de Epstein donde fue fotografiado el príncipe Andrés / Gtres

Muñecas hinchables, hileras de globos oculares en las paredes del pasillo de entrada, pechos de plástico en los baños, un ajedrez cuyas figuras estaban semidesnudas, y lo más rocambolesco, un cuadro de Bill Clinton vestido con el look azul de Monica Lewinsky, tacones rojos, imágenes de Woody Allen, peluches de animales o un lienzo de Kees van Dongen en el que se ve una mujer sin sujetador. Todo un paraíso de la perversión cuyos detalles puedes conocer en la galería.

Andrés de York se siente cada día más acorralado tras el estallido de este escándalo y ha tenido en Buckingham el respaldo público que necesitaba. El Palacio ha desmentido cualquier tipo de implicación del hijo de Isabel II en este escabroso asunto: «El duque de York se siente consternado por las recientes noticias sobre los supuestos crímenes de Jeffrey Epstein. Su Alteza Real deplora la explotación de cualquier ser humano, y sugerir que podría haber participado, impulsado o aprobado este tipo de comportamiento es aborrecible», rezaba el comunicado difundido. | [LEER MÁS: Las ‘Azúcar Moreno’, contra Jorge Javier Vázquez: “Quien la hace, la paga”]

Lo último en Casa Real

Últimas noticias