EL ADIÓS DEL REY

La otra consecuencia de la retirada de don Juan Carlos

rey Juan Carlos
La otra consecuencia de la retirada de don Juan Carlos / Gtres

Don Juan Carlos comunicó al rey Felipe su intención de abandonar su faceta institucional el pasado 27 de mayo.

La inesperada noticia de la retirada definitiva del rey Juan Carlos de la escena oficial ha supuesto un punto de inflexión para la Familia Real. Con una emotiva carta dirigida al rey Felipe, el monarca anunciaba su ‘jubilación’ coincidiendo con el quinto aniversario del discurso de abdicación. Una decisión que, al margen de cuestiones relacionadas con la edad del padre de Felipe VI y los achaques propios de la misma, cuenta con un importante trasfondo que tiene mucho que ver con la princesa de Asturias.

Un año decisivo

El pasado año no solo fue un año muy importante a nivel personal para el rey don Juan Carlos, sino también para la princesa Leonor en el ámbito institucional. El monarca festejaba su 80 aniversario y, a pesar de que probablemente le hubiera gustado contar con una celebración similar a la de Harald de Noruega, su condición de Emérito provocó que los festejos se limitasen a pequeños homenajes en momentos puntuales. Una situación que, unida a que su presencia no estaba prevista en el 40 Aniversario de la Constitución generó cierto malestar en el padre de Felipe VI.

Don Juan Carlos Doña Sofía
Don Juan Carlos y doña Sofía, en el Congreso en el aniversario de la Constitución / Gtres.

Al tiempo que el protagonismo de don Juan Carlos se iba reduciendo al máximo, la princesa de Asturias ha ido intensificando su papel oficial. Es cierto que tanto don Felipe como doña Letizia siempre han intentado que la infancia de sus hijas sea lo más normal posible y limitan su exposición pública al máximo, pero ha llegado un momento en que la Princesa tiene que empezar a adquirir ciertas responsabilidades y así ha sido.

Si en 2017, coincidiendo con su duodécimo cumpleaños, la Casa del Rey distribuyó el primer retrato oficial de Leonor, ha sido en 2018, aprovechando la conmemoración de los Centenarios de Covadonga cuando la Princesa ha sido protagonista de su primer acto oficial en solitario. Un acto en el que se la ha presentado ante la Virgen como heredera de la Corona, igual que se hizo con su padre en los años setenta,  y al que no se invitó a los reyes don Juan Carlos y doña Sofía. Una clara señal de relevo generacional y cambio en la Institución.

La otra consecuencia de la retirada de don Juan Carlos
Los Reyes en los Centenarios de Covadonga / Gtres.

Al acto en Covadonga se suman las primeras palabras oficiales de la heredera, en el marco precisamente de los actos del aniversario de la Carta Magna. Solo el núcleo central de la Familia Real estuvo presente el día que Leonor leyó el artículo 1 de la Constitución, algo que no ocurrió cuando recibió el Toisón de Oro de manos de su padre a principios de 2018. En aquel momento, don Juan Carlos y doña Sofía sí ocuparon un lugar preferente en el salón de Columnas del Palacio Real.

rey Juan Carlos
El rey Juan Carlos acompañó a su nieta en el Toisón de Oro /Gtres

Por ahora no hay constancia de cuál será el próximo paso de la princesa de Asturias, pero si Leonor siguiera los pasos de su padre, todo apunta a que en el próximo mes de octubre, la Princesa pronunciará su primer discurso en la ceremonia de entrega de los premios de su fundación en Oviedo.

Es cierto que en su carta, don Juan Carlos solo dice que cree que ha llegado el momento de pasar página y empezar una nueva etapa en su vida pero, quizás ahora que se cumplen cinco años de reinado de Felipe VI sea momento de hacer balance y dejar paso a una nueva generación que cada vez debe acaparar más protagonismo. Una generación cuya figura clave es la princesa Leonor.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias