VACACIONES 'REALES'

Doña Letizia y doña Sofía, protagonistas del resurgir de Marivent

Doña Letizia y doña Sofía
Doña Letizia y doña Sofía, protagonistas del resugir de Marivent
  • LOOK

Descubrimos los secretos de la residencia veraniega de la Familia Real.

Faltan apenas dos semanas para que los Reyes comiencen sus vacaciones de verano y como no podía ser de otra manera, Palma de Mallorca será el primer destino estival para don Felipe y doña Letizia, así como para otros miembros del clan Borbón como doña Sofía o la infanta doña Elena.

Sin embargo, este año es diferente a todos los demás por numerosas cuestiones. Por un lado, para los Reyes supone el quinto aniversario desde la proclamación de don Felipe como jefe del Estado y un momento idóneo para hacer balance. Además, don Juan Carlos acaba de anunciar su jubilación y retirada definitiva de la vida institucional, de manera que no se le espera en Palma, una coyuntura que difiere del pasado año, cuando sus planes de reaparición en la Copa del Rey de vela se vieron frustrados por su estado de salud. A esto hay que añadir que la infanta doña Cristina también acaba de regresar de manera ‘oficial’ a la familia, por lo que no sería extraño que este verano cambiara Bidart por Mallorca. Sin duda, numerosas circunstancias que hacen de este verano el más particular de los últimos años para la Familia Real.

La Reina Sofía durante unas vacaciones en Mallorca /Gtres
La Reina Sofía durante unas vacaciones en Mallorca /Gtres

Todos estos detalles no solo afectan a los miembros del clan Borbón, sino también a la estructura que los rodea, esto es, a la manera de organizar su día a día. En Marivent hay cabida para todos, pero cada uno lleva su propio ritmo. Pese a que se ha publicado que doña Sofía y doña Letizia estarán ‘distanciadas’, lo cierto es que siempre ha sido así, ya que los reyes padres y los titulares cuentan con residencias difetentes.

El Palacio es la residencia oficial de los Reyes, pero es doña Sofía -y don Juan Carlos en caso de encontrarse en la isla- quien se aloja en él. Al igual que ocurrió cuando don Felipe se convirtió en rey, Sus Majestades no cambiaron el Pabellón del Príncipe por el Palacio de la Zarzuela y no han cambiado Son Vent por Marivent, aunque ambos se encuentren en el mismo recinto.

Marivent
El palacio de Marivent / Gtres

Juntos, pero no revueltos

Sobre una finca de 33.000 metros cuadrados se ubica el Palacio de Marivent, una joya arquitectónica construida a principios de la década de 1920 por el arquitecto Guillem Forteza Pinya por encargo del pintor Juan de Saridakis, quien vivió allí hasta su muerte en 1963. El Palacio, que pertenece la Comunidad Autónoma de Baleares -y no a Patrimonio Nacional- que cedió a su uso a los príncipes de España en 1973, a pesar de que contravenía las instrucciones de su propietario original que deseaba que se abriera al público y se destinara a un museo.

Doña Letizia y doña Sofía, protagonistas del resurgir de Marivent
Vista de la localización de Marivent y Son Vent

El edificio principal tiene seis habitaciones, cuatro cuartos de baño y varios salones que están distribuidos en dos plantas. En la primera planta se ubican los dormitorios de don Juan Carlos y doña Sofía, varios de invitados, el comedor oficial, zona de despacho y dos salones, mientras que en la planta baja están las habitaciones que antaño se destinaban a los hijos de los Sus Majestades. Fue doña Sofía quien supervisó personalmente las obras de restauración del Palacio al que quiso dar un toque mediterráneo, al más puro estilo de Tatoi, con puertas blancas y colores claros. En la zona de la torre hay un espacio que ahora suele utilizar don Juan Carlos, pero que en el pasado usaban los más pequeños de la familia para sus juegos de verano.

Para doña Sofía, el área de la terraza y de la piscina es muy importante. Cuentan que a la madre de Felipe VI le gusta disfrutar de las vistas de la bahía mientras desayuna y también ahí se sirven almuerzos y cenas. Desde la piscina hay una escalera de piedra que comunica directamente con el mar.

Familia Real
Posado de la Familia Real durante sus vacaciones en Mallorca en 2006 / Gtres

El gran tamaño del recinto permite que cada uno de los miembros de la familia pueda gozar de independencia y aunque durante un tiempo solían desayunar y comer todos juntos, ahora cada uno tiene sus propios horarios. Una situación favorecida por el hecho de que además, en el privilegiado enclave hay varias residencias reales.

Desde el año 1992, don Felipe cuenta en Marivent con su propia ‘casa’, Son Vent -Sitio de viento-. La masía, que antes había pertenecido al jefe del sector naval de Baleares, tiene una superficie total de 500 metros cuadrados divididos en dos plantas y una buhardilla y está situada junto a la estación naval de Porto Pi. La casa fue reformada en 2004, coincidiendo con la boda de don Felipe y doña Letizia.

Doña Letizia y doña Sofía, protagonistas del resurgir de Marivent
Entrada del palacio de Marivent / Gtres

En la actualidad, en la planta baja se ubica el salón principal con terraza con vistas al mar, el dormitorio de Sus Majestades, el comedor, la biblioteca, la cocina y varios cuartos de baños. En la planta de arriba hay cuatro habitaciones, dos salones y varios baños y desde ahí se accede a la buhardilla.  Junto a Son Vent se ubican otras dos propiedades, más pequeñas, de unos 200 metros cuadrados cada una de ellas y estilo similar.

A pesar de que en los últimos años no ha habido apenas imágenes de la familia al completo por las complejas circunstancias que les han rodeado, lo cierto es que todo indica que este verano la situación podría cambiar y no sería extraño que muy pronto el complejo de Son Vent vuelva a revivir sus mejores tiempos, con la infanta Cristina y sus hijos incluidos.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias