UN REGALO DE NAVIDAD ADELANTADO

Isabel II recibe una inesperada herencia pero…con condiciones especiales

Donald Glover ha dejado 50 millones de libras de herencia a la Familia Real para que se destinen a la compra de un nuevo yate

Isabel II
Isabel II imagen de archivo / Gtres
  • LOOK

La primera medida que tomó  Tony Blair cuando accedió al poder en 1997, fue la de dar de baja el Royal Yacht Britannia. Esta decisión no gustó a los integrantes de la Marina Real, sobre todo a Donald Glover, que había pasado gran parte de su vida intentando recaudar fondos para reemplazarlo. Al fallecer el Vicealmirante, dejó en las arcas británicas una fortuna de 50 millones de libras que ha ahorrado durante estos años, pero no a cualquier precio: La Familia Real deberá adquirir un nuevo Yate , ese es el único fin de la herencia.

Donald Glover, fundador de National Car Parks, murió el pasado septiembre a los 90 años de edad. Su estrecha relación con la Familia Real Británica se forjó por su trabajo con la Marina Real, de la que el duque de Edimburgo, el príncipe de Gales y el duque de York fueron miembros años atrás. Tal era el cariño del clan Windsor por Donald, que hace 7 años la mismísima Isabel II le otorgó el título a Vicealmirante en el Castillo de Windsor. Tan agradecido a la familia estaba que prestó su yate ‘Leander’ a la Reina en una de sus giras.

Isabel II
Isabel II bajando del Royal Yatch Britannia / Gtres

Si una cosa le encantaba al exmiembro de la Marina era colaborar con organizaciones benéficas. Donald llegó a donar a lo largo de su vida en torno a 100 millones de dólares, sobre todo a administraciones que tenían relación con la marina. Pero uno de sus sueños frustrados fue el intento de recaudar 60 millones de dólares para reemplazar el Britannia. El antiguo Yate Real después de haber servido a la Familia Real durante 44 años, fue víctima de los ‘recortes’ económicos de Tony Blair. La familia solía pasar sus vacaciones en Escocia a bordo de la embarcación, que también recibió a las figuras políticas más relevantes del mundo como Churchill y Reagan. A pesar de todo el uso que tuvo, el yate a día de hoy está atracado en Edimburgo como atracción turística desde la última vez que la Reina bajó su pasarela, pero se espera que la Familia se haga con otro yate para cumplir uno de los últimos deseos de este oficial con su herencia. Habrá que esperar a ver si se cumplen sus deseos.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias