UNA ALTERNATIVA A GINEBRA

Confirmado: la infanta Cristina, un paso más cerca de España

La infanta Cristina
La infanta Cristina, un paso más cerca de España

2019 se presenta como un año decisivo en la vida de la hija menor de los reyes don Juan Carlos y doña Sofía.

Se avecinan más cambios en la vida de la infanta Cristina. Si 2018 ha sido un año complicado para la hija menor de don Juan Carlos y doña Sofía , 2019 podría resultar una etapa mucho más estable para la Infanta. Y es que a la hermana de Felipe VI se le acaba de abrir la posibilidad de un traslado a una ciudad europea mucho más cercana al lugar en el que su marido, Iñaki Urdangarin está cumpliendo condena por sus delitos relacionados con el caso ‘Nóos’.

Tal como ha confirmado el presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa -por cierto gran amigo de los reyes don Felipe y doña Letizia- se acaba de conceder la ciudadanía portuguesa al Aga Khan. Rebelo de Sousa ha aprovechado la ceremonia de entrega de los Premios Agha Khan de la Música que se celebró hace unos días en la capital lusa para anunciar la feliz noticia: “para mí es un enorme orgullo tener como ciudadano portugués a este gran ciudadano del mundo”, dijo el Presidente.

El Aga Khan con Rebelo de Sousa / Gtres
El Aga Khan con Rebelo de Sousa / Gtres

Aunque el Aga Khan suele repartir habitualmente su tiempo entre la ciudad de París y Ginebra (lugar de su nacimiento), en 2015 adquirió en Lisboa el Palacete Henrique de Mendoza y se comprometió con el gobierno de Passos Coelho a establecer en la capital lusa la sede del Imanato a cambio de que se le concediera la ciudadanía y privilegios que normalmente solo se otorgan a embajadas o diplomáticos, como ciertas exenciones fiscales. En virtud de este convenio, el Imanato -del que el Aga Khan es cabeza- queda exento de pagar prácticamente la totalidad de los impuestos durante el próximo cuarto de siglo.

Un cambio de tercio que podría beneficiar mucho a la infanta doña Cristina, quien desde hace varios años compagina su trabajo en la Fundación La Caixa con colaboraciones en el Aga Khan Development Network, cuya sede está en Ginebra y donde accedió gracias a que el líder de los ismaelitas es un gran amigo del rey don Juan Carlos.

Infanta Cristina
La infanta Cristina con su padre, don Juan Carlos / Gtres

Sin embargo, ahora que el Aga Khan ha trasladado la sede del Imanato a Portugal, doña Cristina podría valorar un cambio de residencia. Un movimiento que contribuiría a que la Infanta estuviera no solo más cerca de su marido, sino también de sus padres, sobre todo ahora que es bien recibida en Zarzuela desde que saldara sus asuntos pendientes con la Justicia. Además, hay que tener en cuenta los importantes vínculos históricos de la capital portuguesa con España, que fomentarían que doña Cristina se encontrara muy cómoda en la ciudad.

Esperando el tercer grado

Uno de los motivos fundamentales por los que doña Cristina podría considerar el traslado a la nueva sede del Imanato es, sin duda, su cercanía con España, además de su vinculación con la Familia Borbón. A la Infanta le interesa estar lo más cerca posible de Brieva de cara a una posible concesión del tercer grado a Iñaki Urdangarin o de un posible traslado del exduque a una prisión cercana a la frontera lusa.

Sin embargo, son varias las consideraciones a tener en cuenta para que esto pueda producirse. El exduque de Palma lleva ahora diez meses tras los muros de Brieva y para que se plantee la posibilidad del tercer grado debe haber cumplido al menos quince, de manera que sería en el mes de diciembre cuando los abogados de Iñaki podrían solicitarlo.

Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin en una imagen de archivo / Gtres

El juez o tribunal tiene en cuenta lo que se denominan ‘variables generales’ como la situación familiar, los antecedentes, el tipo de delito, la duración de la pena…. y también la ‘variable específica’, que se refiere a sí el interno está capacitado para llevar un régimen de semilibertad. Se valora mucho que el preso tenga un trabajo y un familiar cercano que pueda ocuparse de él, algo que a día de hoy es complicado si se tiene en cuenta que la Infanta está en Ginebra, su madre y parte de sus hermanos en Vitoria y su hermana Ana en Barcelona.

Sin embargo, si doña Cristina trasladara su residencia a Lisboa -ahora que dos de sus hijos ya no viven con ella-, Iñaki también podría pensar en solicitar un cambio de prisión a una más cercana a la frontera portuguesa, lo cual facilitaría mucho las visitas y la concesión del tercer grado.

Últimas noticias