TRAS ESFUMARSE SU ÚLTIMA ESPERANZA

Iñaki Urdangarin: 9 meses en la sombra

El marido de la infanta Cristina cumple treinta y seis semanas en prisión cuando el Constitucional rechaza su recurso de amparo.

Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin: 9 meses en la sombra / Gtres
  • LOOK

Iñaki Urdangarin cumple hoy nueve meses en prisión y la esperanza de abandonar la cárcel de Brieva no se vislumbra en su horizonte más cercano. Hace apenas unos días, el Tribunal Constitucional rechazaba el recurso de amparo presentado por el yerno del rey Juan Carlos contra la sentencia del Supremo, que reducía la pena de la Audiencia de Palma a cinco años y seis meses y dejaba claro que no revisará su condena.

Iñaki Urdangarín
Iñaki Urdangarin / Gtres

Se esfumaba así la última esperanza del marido de la infanta Cristina, que cuenta los días para su primer permiso desde su solitaria celda en la prisión abulense. Allí ha pasado algunas fechas importantes, como las navidades o su 51 cumpleaños. Un aniversario muy diferente al del pasado año, cuando celebró sus cinco décadas de vida en compañía de toda su familia en su refugio dorado de la ciudad del Leman y al que no faltaron sus suegros, don Juan Carlos y doña Sofía.

No tan solo

Foto oficial de la Familia Real Española
Foto oficial de la Familia Real Española / Gtres

Mientras Iñaki cumple su deuda con la Justicia, con quien ha agotado todas las posibilidades, su esposa, ha regresado por la puerta grande a casa. La infanta Cristina ya no tiene cuentas pendientes y está completamente rehabilitada en el entorno de la Familia del Rey. Sin embargo, no ha dado la espalda a su marido.

No ha habido una imagen de doña Cristina entrando a la prisión de Brieva, pero sus visitas a la cárcel han sido continuas. Igual que las del resto de miembros de la familia Urdangarin. Hasta la infanta doña Elena ha estado acompañando a su cuñado en estos duros nueve meses, que no son más que el principio de la condena que espera al cuñado de don Felipe.

Expectante

Iñaki Urdangarin
Gtres

Dos meses después de su ingreso en prisión, el cuñado de Felipe VI obtenía el segundo grado penitenciario. Una opción que al estar solo en su módulo no suponía muchos cambios. Sin embargo, al igual que el resto de presos, cada seis meses se revisa su situación, lo que supone que pronto podría tener la posibilidad de optar a un importante cambio.

De cara a las próximas navidades, Urdangarin estaría en disposición de solicitar el tercer grado. Algo que puede obtenerse cuando se ha cumplido una tercera parte de la condena, lo que en el caso del exduque son quince meses, esto es en diciembre. Pero para solicitarlo es necesario tener un trabajo, un hogar al que acudir y un familiar cercano que se haga cargo de él. Tres factores en los que el marido de la infanta Cristina podría estar ya pensando para tenerlo todo atado llegado el momento. | [LEER MÁS: Muere el personaje de Conchita Wurst]

Lo último en Casa Real

Últimas noticias