Familia Real

La reina Letizia pasa del riesgo a la sencillez para su look en el Pueblo Ejemplar

Letizia Felipe
Los reyes de España, en el Pueblo Ejemplar 2018 / Gtres.

La llegada de los reyes de España a Moal ha revolucionado la localidad asturiana que recibe el premio a Pueblo Ejemplar 2018

Moal ha amanecido con sus mejores galas para disfrutar de la presencia de los reyes de España. Felipe VI y Letizia han hecho acto de presencia en el pueblo de Cangas de Narcea para entregar a la localidad el premio de Pueblo Ejemplar del 2018, distintivo anual que premia la Fundación Princesa de Asturias. A las puertas de la Reserva Natural de Muniellos, don Felipe y doña Letizia han podido comprobar de primera mano el enclave idílico que ofrece algunas de las mejores vistas del Principado. Un tiempo en torno a los 20 grados y el respeto de la lluvia ha dado la bienvenida a los reyes, que ha permitido a doña Letizia acudir sin abrigo, ataviada con sencillez en un conjunto de camisa arremangada y pantalón en tonos azules. Un look que recuerda al que ya utilizó la reina en la edición del año pasado. Además, la reina ha tenido en cuenta las nuevas tendencias en sus zapatos, eligiendo unos azules estilo Oxford de suela alta.

letizia
Letizia, en el paseo por Moal / Gtres.

Si doña Letizia optó ayer por el riesgo con un bordado a mano de su diseñador de cabecera, Felipe Varela, para la visita a Moal la reina he preferido la comodidad y la sencillez. Sin abrigo alguno, Letizia ha recibido los elogios de los vecinos congregados al evento.

Don Felipe se ha animado a jugar a los bolos

El pueblo ejemplar, Moal, ha brindado sus mejores cariños para los monarcas, que no han dudado en dejarse fotografiar con cualquiera de sus fieles. Numerosos regalos y detalles han sido presentados por el pueblo asturiano, que ha vivido su día más grande. El rey Felipe fue obsequiado con el bastón de mando del ayuntamiento del pueblo, que lució durante gran parte de su recorrido por las calles de Moal. Fue también protagonista el monarca aceptando “jugar una partida” a la modalidad de bolos típica de la zona. Pese a que bromeó al principio pidiendo a los asistentes que se apartaran,  su lanzamiento impactó en los bolos y que fue recibido con muchos aplausos e incluso sorpresa por la calidad del golpeo. El cálido recibimiento de los asistentes ha provocado que los actos sufrieran un retraso de, aproximadamente, veinte minutos. 

 

 

Últimas noticias