Volvió de EEUU

Las vacaciones más tristes de la infanta Cristina con Iñaki Urdangarin en prisión

Infanta Cristina
La infanta Cristina, durante un pasado viaje a Bidert / Gtres.

La infanta Cristina regresó de los Grandes Lagos de Minnesota y, tras pasar unos días en España, se ha escapado a Francia junto a su familia

La infanta Cristina está pasando unas vacaciones atípicas, familiares pero tristes. La entrada en prisión de su marido, Iñaki Urdangarin, debido a su implicación en el caso Nóos el pasado 18 de junio, trastocó la vida de la familia. Cristina se alejó de los focos de Palma con un viaje junto a sus hijos a los Grandes Lagos de Minnesota. Una experiencia diferente, en la que pudo ver a Cristina Urdangarin, hermana de Iñaki, que ejerció de anfitriona en las tierras estadounidenses. Tras regresar y ver a su hermana, la infanta Elena, la hija del rey Juan Carlos ha puesto dirección al norte, a un lugar que conoce muy bien.

Bidart, localidad francesa de San Juan de la Luz, ha sido el destino elegido por Cristina para completar sus vacaciones, según publica ¡Hola! con una serie de fotografías. Dichas imágenes muestran un solitario paseo de la hermana del rey Felipe VI, con rostro compungido y pensativo. Doña Cristina vistió un look casual con chubasquero incluido. Mientras sus hijos se divertían en la playa, se la pudo ver pensativa y con un semblante muy triste. Durante su caminata, se interesó por una inmobiliaria especializada en la zona, informa la revista.

Dicha costa de Francia es un lugar familiar para ella, pero también triste, ya que era el refugio habitual de sus vacaciones junto a Iñaki Urdangarin. En las tierras francesas, fue arropada por su familia política. Claire Liebaert, su suegra, junto a sus cuñados, Ana, Mikel y Lucía se encontraban ahí, siendo un apoyo fundamental de la infanta en sus vacaciones más tristes.

Una jornada de surf y playa

Juan Valentín, hijo mayor de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, ya ha visitado a su padre en la prisión de Brieva, Ávila. Durante estas vacaciones en Bidart, el primogénito de la familia ejerció de guía para sus hermanos pequeños y sus primos. Miguel, de 16 años, disfrutó de lo lindo con el surf, que es su pasión, totalmente equipado para dicho deporte. Finalmente, la pequeña, Irene es ya una adolescente de 13 años que compartió vacaciones junto a sus primos. Tras terminar su paseo, la infanta Cristina regresó a la playa, donde se unió a Claire Liebaert, su suegra. Juntas compartieron confidencias y cariño, en unos días extraños para la familia, con sus hijos en la arena.

Últimas noticias