Tras las protestas

Esta es la solución al descontento generalizado en la prisión de Urdangarin

Iñaki Urdangarin
La prisión de Brieva, donde está preso Urdangarin / Gtres.

La llegada de Iñaki Urdangarin a Brieva generó conflicto por los planes vacacionales de los funcionarios

La prisión de Brieva ha pasado por una crisis con su personal que se ha solucionado con una peculiar decisión. La periodista Paloma G. Pelayo ha desvelado los detalles en ‘El programa de verano’. Los funcionarios de la prisión de Brieva no están contentos desde que la llegada de Iñaki Urdangarin trastocara sus vacaciones. “Les dicen que no puede ser así, porque un módulo va a ponerse en marcha y cambia el plan”, afirmó Paloma G. Pelayo. El ingreso en prisión de Urdangarin supuso la activación del módulo, por lo que los planes de vacaciones organizados hasta el momento tenían que cambiar para cubrir los horarios que esa nueva sección necesitaba.

[Te puede interesar: La infanta Cristina no puede vivir sin su marido]

Esta situación originó “descontento, protestas y quejas”, cuenta la periodista. Finalmente se llegó a un acuerdo: Becarios. Funcionarios en prácticas para la prisión que sirvan para cumplir los cupos y los horarios necesarios para atender y controlar a los presos. Sin embargo, sería “muy raro” que dichos funcionarios en prácticas atendieran a Iñaki Urdangarin. Lo normal es que el marido de la infanta Cristina tenga contacto con los tres funcionarios habituales. El sector ha querido hacer hincapié en que cuentan con un “15% menos de personal” para efectuar correctamente su labor, contó Paloma G. Pelayo.

No solo en Brieva hay problemas

A raíz de la entrada en prisión de Iñaki Urdangarin, en Brieva ha habido cambios que no han convencido del todo a los funcionarios, pero a nivel nacional, en todas las prisiones, los trabajadores se quejan de las condiciones. Por ello hoy, 2 de agosto, está convocada una protesta bajo el hastag #prisionessinagresiones con la que quieren dar visibilidad a los actos de violencia que sufren en ocasiones en el ejercicio de sus funciones. Creen que aumentando el número de personal se podría dar solución al problema e intentar disminuir el número de agresiones.

Últimas noticias