SIEMPRE DISCRETA Y LEAL

La única ‘amiga’ del rey Juan Carlos que nunca le ha traicionado

El rey Juan Carlos
El rey Juan Carlos en un fotomontaje de LOOK

Siempre en un discreto segundo plano. Este ha sido el papel que Marta Gayá ha ocupado -de cara a la galería- en la vida del rey  Juan Carlos. La mallorquina ha sido una de las personas más importantes en los últimos años para el Emérito y, a diferencia de otras tantas, nunca ha traicionado su confianza. Tras las últimas revelaciones sobre la princesa Corinna que han puesto al padre de Felipe VI en una situación cuanto menos complicada recordamos a la única ‘amiga’ que ha sabido guardar con celo los secretos del que durante casi cuatro décadas ha sido el Jefe del Estado.

Hace algo más de un año, el periodista Miguel Cerdán publicaba el contenido de unas cintas grabadas por el CESID a finales de los años noventa en las que se escuchaba al entonces Rey hablando con un íntimo amigo. Don Juan Carlos confesaba que estaba profundamente enamorado de Marta Gayá, y que nunca había sido tan feliz. Unas grabaciones que no habían visto la luz hasta ahora y que se convertían en la prueba de una relación que nunca terminó de romperse. Marta ha sido el gran amor del Emérito, su apoyo y su confidente. Una mujer que, a diferencia de otras ‘amigas entrañables’ nunca ha buscado protagonismo o reclamado atención.

La única ‘amiga’ del rey Juan Carlos que nunca le ha traicionado
Marta Gayá en una imagen de archivo

La mallorquina era parte del núcleo de amistades del Rey en Palma y pese a que en un primer momento fue bastante discreto en sus encuentros, al final su historia se convirtió en un secreto a voces que puso en una situación complicada a la propia doña Sofía. Marta fue mucho más que una ‘amiga’ para don Juan Carlos e incluso se llegó a temer por la estabilidad de la Primera Familia. De hecho, pese a que su relación se prolongó durante casi dos décadas, hubo un episodio que marcó un antes y un después. Fue en una cena en el Club Náutico de Palma que organizó José Luis de Vilallonga por las Regatas de la Copa del Rey. Una velada a la que asistieron los Reyes y también Gayá. Según recuerda Jaime Peñafiel, en un momento de la cena, don Juan Carlos se acercó a la mesa donde estaba Marta para saludarla y eso generó un momento de gran tensión. Una imagen que quedó grabada en la retina de doña Sofía, que se sintió desplazada. Hasta entonces, el Rey había sido discreto en sus encuentros con la mallorquina pero fue a partir de ese momento cuando la situación comenzó a ser un tanto complicada.

[Puedes leer: El Rey Juan Carlos sufre un ataque de ansiedad tras el escándalo de Corinna ]

Marta se convirtió en una de las mujeres más buscadas pese a que nunca ha posado para la prensa ni ha hecho declaraciones de ningún tipo. Es leal hasta el extremo, lo que ha provocado que el Rey confíe plenamente en ella. A día de hoy, siguen siendo amigos e incluso hay quien asegura que tras el ‘huracán Corinna’ la propia doña Sofía llegó a decir en privado que Gayá había resultado mucho más comedida y elegante.

El rey Juan Carlos y Marta Gayá
El rey Juan Carlos y Marta Gayá, juntos en Irlanda / LOOK

Ni siquiera María Gabriela de Saboya, su gran amor de juventud junto a la condesa Olghina de Robiland, ha sido tan discreta como lo ha sido Marta. Ambas han concedido entrevistas a los medios en las que aunque no han revelado intimidades de gran calado sobre su relación con don Juan Carlos, sí que han contado algún que otro detalle. La mallorquina nunca lo hizo, ni nunca lo hará. Gayá ha demostrado que su lealtad al Rey está por encima de todo, pero no se puede obviar que la mayoría de las veces,  enamorarse del hombre inadecuado pasa factura.

Últimas noticias