Lanza un dardo a Letizia

Jaime Peñafiel: “La infanta Cristina está enamorada, pero también ha sido cómplice”

Jaime Peñafiel opina sobre el encarcelamiento de Urdangarin y lanza un dardo a Letizia

No da puntada sin hilo. Jaime Peñafiel ha aprovechado la celebración de los 30 años de Kitín Muñoz como explorador para expresar su opinión sobre la situación de la infanta Cristina tras el encarcelamiento de Urdangarin. Y, como no podía ser de otra manera, también ha lanzado uno de sus particulares dardos contra la reina Letizia.

-Don Jaime, tantos años cubriendo la vida de la Familia Real. ¿Pensó usted alguna vez que un miembro de la Familia Real pudiera entrar en prisión como ha ocurrido con Iñaki Urdangarin?

-No creía que iban a ocurrir muchas cosas, y no solamente ha sido eso. Eso ha sido inusitado, no solamente en la cárcel, sino en el banquillo, pero hay otras cosas mucho más peligrosas, como la boda de Felipe con Letizia.

-Van pasando los años y parece que la relación entre ellos se afianza. ¿No considera que doña Letizia está haciendo un buen papel como reina?

-No, creo que no. Si me lo preguntas, te contesto.

-¿Qué es lo que le falla?

-No es la persona adecuada, ni mucho menos. Él se casó con quien quiso pero no con quien debió. Le pasó también a Cristina.

-Pero Iñaki Urdangarin sí que era el ‘niño bonito’ de la familia al principio.

-Bueno, la propia reina doña Sofía dijo que era buenísimo, buenísimo. Todos nos equivocamos. La monarquía española está atravesando un mal momento.

-¿Cómo cree que lo ha hecho doña Letizia en su encuentro con Melania Trump?

-Es que eran dos personas totalmente diferentes. No sé si la humilló, la ignoró, no se dignó casi ni a mirarla.

-¿Cree que es cierto que doña Letizia no quería ir a la Casa Blanca a encontrarse con la Primera Dama?

-No, ella hace lo que tiene que hacer. Lo que pasa es que Melania Trump es una persona muy especial y estaba incómoda, se la veía incómoda y no se dignó a regalarle ni una sonrisa. Después nos evitó hacerle de espaldas los traseros como pasó aquí en Zarzuela cuando vino la mujer de Sarkozy, pero ella no, se negó. Ha sido una visita difícil.

-Es usted muy duro. ¿Es consciente de todas las críticas que han generado sus declaraciones sobre Meghan Markle?

-No, ¿por qué?

-Al parecer le tachan de machista por criticar el pasado de Meghan, que fue actriz, que es negra….

-Todo el mundo tiene su pasado y todo el mundo tiene derecho a respetar el pasado, incluso las personas con las que se casan. Pero el pasado siempre es presente y si de pronto una persona se convierte en lo que se ha convertido Meghan o en lo que se convirtió Letizia, entonces, el pasado es presente y hay que asumirlo. Y no es precisamente un pasado glorioso. Yo no soy racista, seré clasista, que es totalmente diferente. Pero creo que ha sido un error.

-Usted no cree en el amor don Jaime…

-Sí, sí que creo en el amor. Yo me casé enamorado y enamorado estoy. Lo que ocurre es que hay que saber elegir.

-La vida cambia y las monarquías tienen que evolucionar.

-No, las monarquías se tienen que modernizar, pero no vulgarizar.

-¿Son doña Letizia o Meghan Markle vulgares?

-Han vulgarizado la Monarquía, que es diferente.

-Se rumorea con que la reina Isabel prefiere a Meghan por encima de Kate ¿Qué opina al respecto?

-No, no. La reina Isabel, que es la reina más reina del mundo. Si un nieto o una nieta, o un hijo o una hija quieren casarse con una persona que no te gusta, más vale que te guste, porque se va a casar. Eso ha pasado en la Familia Real Española, en la Británica, en la Noruega. Son monarquías que son una institución medieval, necesitaban modernizarse con matrimonios con chicas que no pertenecían a familias reales, pero todo tiene un límite.

-¿Cree usted que si le hubiera pasado al príncipe Guillermo la reina no se lo habría consentido por ser heredero directo de la Corona?

-Claro, es que el príncipe Harry no tiene nada que ver, era el sexto o el séptimo en la línea. Si en España incluso Leonor, hablar de ella como futura reina… hoy es la octava nieta de los Reyes y punto. Tiempo al tiempo, las monarquías atraviesan un mal momento, la española también por supuesto, por muchos motivos, familiares y políticos, así que yo siempre digo al tiempo le pido tiempo que el tiempo tiempo me da.

-¿Veremos la imagen de la infanta doña Cristina visitando a Urdangarin en la cárcel?

-Sí, yo creo que sí. Esa es una historia de un gran amor y de gran complicidad. Cristina ha sido una persona que ha demostrado estar enamorada, pero también ha sido cómplice y no puede dejar a su marido en la estacada. Por tanto es un ejemplo de lo que tiene que ser la lealtad y la fidelidad.

Últimas noticias