Aniversario por separado

Doña Letizia ‘se separa’ del Rey para reflotar la imagen de la Corona

Los reyes Felipe y Letizia
Los reyes Felipe y Letizia en un fotomontaje de LOOK

No es una fecha redonda, pero no por ello deja de ser un día importante. El próximo 22 de mayo los Reyes Felipe y Letizia celebran su decimocuarto aniversario de boda y en esta ocasión, por primera vez, estarán más separados que nunca, de forma literal, concretamente a casi 7000 km de distancia.

Doña Letizia se enfrenta a su tercer viaje de cooperación. Un periplo que la llevará a Haití y República Dominicana desde el 20 al 24 del mes presente y que, por tanto, hará que se pierda el día de su aniversario con el Rey. Ella, muy a su pesar, es consciente de que la obligación está por encima de la devoción, y no ha dudado en embarcarse en una misión que se encuentra fuertemente vinculada a la reina doña Sofía. Un sacrificio para la consorte, quien no suele tener actos oficiales en fines de semana ni días señalados, ya que para ella existe una clara línea divisoria entre el ‘tiempo privado’ y la ‘actividad oficial’. Sin embargo, hay veces en las que no queda más remedio que hacer excepciones y esta es una de ellas.

Letizia
La reina Letizia en su último acto/ Gtres

Pese a que se desconocen los motivos que han llevado a la Casa Real y a la Agencia Española de Cooperación a elegir estas fechas para que doña Letizia ‘cruce el charco’, lo cierto es que el momento es más que idóneo para continuar con la campaña de recuperación del prestigio de la Institución en la que la Corona se ha visto inmersa desde que tuviera lugar la denominada ‘crisis de las reinas’.

Doña Letizia ‘se separa’ del Rey para reflotar la imagen de la Corona
Doña Letizia en Senegal / Gtres

Desde el ‘rifirrafe’ de Palma entre la consorte y la Emérita, la popularidad de doña Letizia y de la princesa de Asturias no atraviesa su mejor momento. Es por esto que la Reina ha hecho un gran esfuerzo por volver a los tiempos de antaño, a los primeros meses del reinado de Felipe VI, para recordar a los españoles su labor al frente de la Institución. Doña Letizia no solo ‘ha rendido tributo’ a doña Sofía luciendo por primera vez su tiara fetiche, la Cartier, sino que se ha mostrado mucho más cómplice y cercana con su esposo en cada uno de los actos en los que ha participado, como la pasada semana en El Pardo, cuando con su estilismo recordó el día de su pedida de mano.  Por si esto no fuera suficiente, a través de algunos de sus discursos, ha revelado ‘detalles’ de su vida personal, como cuando en la entrega de los Premios Barcos de Vapor contó cómo disfrutaban sus hijas con la lectura.

Doña Letizia ‘se separa’ del Rey para reflotar la imagen de la Corona
Doña Letizia en Honduras / Gtres

Un viaje cargado de simbolismo

Si hay algo que siempre se ha criticado a la Reina -aunque en algunos momentos es una cualidad admirable- es su perfeccionismo. Un perfeccionismo que la lleva a controlar hasta el más mínimo detalle. Doña Letizia ‘no da puntada sin hilo’ y a pesar de que es un gran sacrificio estar alejada de su familia en su aniversario de boda, lo hace por un bien mayor. El viaje a República Dominicana y Haití no es un viaje cualquiera, sino que está cargado de significado.

letizia reina sofía
Doña Sofía y doña Letizia tras la ‘crisis de las reinas’ / Gtres

Doña Sofía fue pionera en este tipo de actividades en 1997 para dar visibilidad a los programas de ayuda humanitaria que España tiene en diferentes países.  Han sido 29 los viajes que la Emérita ha realizado a lo largo de sus años de reinado, frente a los dos que lleva su sucesora desde que tomó el testigo. Resulta paradójico que el primero que la esposa de Felipe VI realizase fuera a Honduras en 2015, mientras que solo han pasado unos meses desde que hiciera el segundo a Senegal. Ahora, el Caribe es el destino elegido para su tercer viaje, un viaje que puede servir para reforzar la imagen de la Reina tras los últimos acontecimientos.

Doña Letizia ‘se separa’ del Rey para reflotar la imagen de la Corona
Doña Sofía en un viaje a Haití / Gtres

Si a esto añadimos que en cualquier momento podría confirmarse la sentencia de Iñaki Urdangarin, la situación favorece más que nunca a los monarcas. La reputación de la Corona se encuentra en un momento propicio para despejar cualquier duda sobre una posible crisis entre los soberanos y ahora toca ‘hacer de tripas corazón’ y sacrificarse por un bien mayor. Quizás ahora por fin se consiga hacer borrón y cuenta nueva. Ya habrá tiempo para celebraciones.

Últimas noticias