CONTINÚAN LOS HOMENAJES TRAS LA 'CRISIS DE LAS REINAS'

Doña Letizia rinde tributo a la reina Sofía con una de sus tiaras preferidas ( y polémicas )

La reina doña Letizia / Gtres
La reina doña Letizia / Gtres

Continúan los homenajes públicos de doña Letizia a su suegra tras la polémica de la misa de Palma de Mallorca. Han pasado dos semanas y la esposa de Felipe VI no cesa en su empeño por recuperar la imagen de la Monarquía, que se vio muy perjudicada tras la filtración del vídeo en el que se le negaba a la Emérita una foto con sus nietas a las puertas de la seo mallorquina.

La reina Letizia durante la cena / Gtres
La reina Letizia durante la cena / Gtres

Si tras la intervención de rodilla de don Juan Carlos, el núcleo central de la Familia Real posaba sonriente a las puertas del Hospital de la Moraleja e incluso la propia Reina abría la puerta del coche a su suegra en un gesto de ‘perdón’ frente al público, ahora, ambas reinas han dado un paso más, y lo han hecho de una manera simbólica. Por primera vez desde que entró a formar parte de los Borbones, doña Letizia ha lucido la diadema Cartier, una pieza cargada de historia.

Doña Letizia rinde tributo a la reina Sofía con una de sus tiaras preferidas ( y polémicas )
La reina Letizia durante la cena / Gtres

Ha sido durante la cena de gala que los Reyes han ofrecido en el Palacio Real con motivo de la visita del Presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa, con quien don Felipe y doña Letizia mantienen  una relación muy especial que va más allá de la meramente oficial.

Doña Letizia rinde tributo a la reina Sofía con una de sus tiaras preferidas ( y polémicas )
Doña Letizia con la tiara Cartier / Gtres

La Reina ha estrenado un precioso diseño en azul klein de estilo cut-out y bordado con perlas de la diseñadora Ana Locking. Es la primera vez que la modista se cuela en el vestidor de la monarca, ya que hasta ahora doña Letizia solo confiaba en Felipe Varela y Carolina Herrera para las grandes ocasiones. Sin embargo, lo que más ha llamado la atención es la elección de los complementos.

Por primera vez, doña Letizia se ha ‘coronado’ con la tiara Cartier, una de las piezas preferidas de doña Sofía, que aunque está incluida en el lote de las ‘joyas de pasar’, siempre ha sido una de las alhajas predilectas de la Emérita. Nunca habíamos visto a la esposa de Felipe VI con esta diadema histórica y no hay mejor momento que ahora para estrenarla, como homenaje y señal de respeto a su suegra tras la tempestad de las últimas semanas.

Doña Letizia rinde tributo a la reina Sofía con una de sus tiaras preferidas ( y polémicas )
La reina Sofía con la tiara / Gtres

La elección de esta pieza por parte de doña Letizia se torna hoy especialmente significativa ya que la última en lucirla fue la infanta Cristina en la boda de Victoria de Suecia. En aquella ocasión, la hija de doña Sofía contravino las normas y el protocolo ya que la diadema, como estableció la reina Ena, está reservada solo a las soberanas de España. Sin embargo, no es la primera vez que doña Sofía se salta esta norma y presta algunas de las joyas de este lote a sus hijas o la propia doña Letizia, a quien hemos visto en alguna ocasión con otra de las tiaras, la Melleiro, que también pertenece a esta colección ‘solo para reinas’.

Doña Letizia rinde tributo a la reina Sofía con una de sus tiaras preferidas ( y polémicas )
La infanta Cristina con la tiara / Gtres

Como otras joyas, la Reina ha escogido los pendientes de chatones también del lote de Victoria Eugenia, que estrenó durante la visita del presidente Macri a Madrid.

Una diadema histórica solo para reinas

La tiara Cartier es una de las más importantes del joyero de la Casa Real Española. Diseñada en 1920 por la prestigiosa firma de joyería por encargo de la reina Victoria Eugenia, está elaborada en platino con perlas y brillantes y cuenta con motivos  egipcios.

Doña Letizia rinde tributo a la reina Sofía con una de sus tiaras preferidas ( y polémicas )
Doña Letizia con la tiara / Gtres 

Se trata de una diadema que ha sufrido varias transformaciones y que ha contado con varios propietarios. La primera modificación tuvo lugar cuando la reina Ena recibió de su madrina, Eugenia de Francia, unas esmeraldas, que se montarían sobre la tiara gracias al magnífico trabajo de Ansorena. Más adelante, la propia casa Cartier reformó la diadema y le quitó la perla superior, a la vez que añadió una nueva voluta al conjunto.

El exilio provocó que Ena vendiera las esmeraldas y recuperara las perlas originales del conjunto. A su muerte, la diadema pasó a manos de su hija, la infanta  Mª Cristina de Borbón y Battenberg, a quien don Juan Carlos le compró la pieza para devolverla a la Corona y que pasara a formar parte del lote de ‘joyas de pasar’, como la tiara de las lises.

 

 

Últimas noticias