CONTINUA LA POLÉMICA

Doña Sofía no fue la primera: El agravio de doña Letizia a otra veterana ‘royal’

reina Letizia
Los otros desaires de la reina Letizia / Gtres

Seguimos a vueltas con el vídeo que ha puesto en jaque a la Monarquía. La imagen de la Corona se tambalea y todo por una  escena aparentemente privada entre doña Letizia y doña Sofía que ha dado la vuelta al mundo. Atónitos se han quedado muchos al vislumbrar cómo la consorte real impedía que la madre de don Felipe se hiciese una fotografía con sus nietas a las puertas de la catedral de Palma de Mallorca. Una secuencia que ha despertado la antipatía de la población hacia la experiodista, a quien la multitud abucheó en su primera aparición oficial tras conocerse la noticia.

Doña Sofía no fue la primera: El agravio de doña Letizia a otra veterana ‘royal’
La reina Letizia es despedida con gritos e insultos/ Gtres

Aunque tanto la Casa del Rey como personas cercanas a la Reina han preferido quitar hierro a la cuestión y aseguran que no existe tensión entre ambas reinas y que se trata de un incidente aislado que se ha sacado de contexto, lo cierto es que no es la primera vez que doña Letizia muestra su peculiar carácter y desaira a un miembro veterano de la realeza.

[Puedes leer: El otro desaire de la reina Letizia a doña Sofía que ha pasado inadvertido]

Aunque han pasado ya varios meses, la consorte mostró una actitud un tanto inadecuada hace exactamente un año, durante un viaje oficial de Sus Majestades al País del Sol Naciente. Fue entonces cuando la Reina se comportó de una manera poco considerada con la esposa del emperador nipón, la emperatriz Michiko. Aunque su comportamiento fue irregular durante todo el viaje y, de hecho, hubo momentos en los que evidenció una conducta amable y atenta con la ella, en la retina colectiva han quedado grabadas las escenas en las que de algún modo ‘desasistió’ a la veterana ‘royal’. Ha sido el popular foro ‘Cotilleando’ quien ha

Una actitud ‘descortés’

A sus 83 años, Michiko es una mujer discreta y tímida, no tiene graves problemas de salud pero sí agradece un brazo joven que la apoye al caminar. Un apoyo que doña Letizia pareció negarle en sendas ocasiones, quizás porque no se dio cuenta o quizás a propósito, solo ella lo sabe. En uno de los actos, la Emperatriz fue a agarrar el brazo de la Reina para bajar un escalón, pero ella fue más rápida y no le dio tiempo. En otra de las visitas a una estación de tren, Michiko se sujeta sutilmente del codo de doña Letizia, quien tensa el brazo y luego lo dobla para saludar en un amago por ‘desprenderse’ de la Emperatriz. Por si esto fuera poco, en una de las cenas de gala, la esposa de Felipe VI no solo no ofreció su brazo a la consorte japonesa, sino que directamente caminó por delante de ella, relegándola a un segundo plano y saltándose el protocolo.

Bye, bye protocolo

Durante su estancia en Japón, la Reina no solo desafió el protocolo con Michiko, sino también con la que pronto se convertirá en emperatriz, la princesa Masako. Aunque ha pasado bastante desapercibida, doña Letizia mantiene una buena relación con ella, un vínculo que comparte con Máxima de Holanda. 

Doña Sofía no fue la primera: El agravio de doña Letizia a otra veterana ‘royal’
Masako, en un discreto segundo plano / Gtres

Pese a que Masako es una mujer tímida y que ha atravesado una fuerte depresión, tanto el Rey como la Reina se mostraron muy cariñosos con ella y evitaron en todo momento que les hiciera la protocolaria reverencia, un gesto que cambiaron por unos cariñosos besos. De hecho, llama la atención lo atenta que fue doña Letizia con ella frente a su actitud contradictoria respecto a Michiko.

Un comportamiento extraño, pero puntal

Aunque la actitud de la Reina con Michiko resulta cuanto menos extraña, al igual que la escena a las puertas de la catedral de Palma, lo cierto es que doña Letizia no siempre ha actuado así. De hecho, la hemos visto siendo muy atenta con su suegra y compartiendo momentos de complicidad y gestos de cariño con ella y no hay que olvidar que hace apenas unos meses, durante la visita de Reuven Rivlin a España, la Reina ejerció a la perfección de anfitriona con el israelí y su esposa Nechama, a quien dedicó todo tipo de atenciones y de quien estuvo pendiente en todo momento.

Últimas noticias