HOMENAJEADO EN LAS VENTAS

El rey Juan Carlos se distancia de Felipe VI y se acerca aún más a la infanta doña Elena

Don Juan Carlos y su hija la infanta doña Elena / Gtres
Don Juan Carlos y su hija la infanta doña Elena / Gtres

“Sabéis bien que siempre podréis contar con todo mi apoyo,  también con el de mi hija doña Elena y sus hijos”. Directo, claro y conciso. El rey  Juan Carlos se ha mostrado así de tajante en su discurso durante la gala de presentación de los carteles de la Feria de San Isidro de la próxima temporada. Una alocución cargada de reminiscencias familiares y de gestos de apoyo al mundo del toro en la que, sin embargo, se ha echado de menos alguna referencia a su hijo, el rey Felipe.

El rey don Juan Carlos durante su discurso / Casa Real
El rey don Juan Carlos durante su discurso / Casa Real

No es ningún secreto que el Emérito comparte su pasión por la Fiesta Nacional con su hija mayor. Una pasión que según él mismo ha confirmado, le viene de lejos: “Siempre que vengo a Las Ventas me acuerdo de mi madre,  cuya gran afición a los toros fue reconocida en esta plaza con el mosaico que, en su recuerdo, preside el acceso al coso por la Puerta de Autoridades”. Fue la propia doña Elena quien hace apenas un mes, cuando se le hizo entrega del Premio Taurino ABC quiso recordar que su gusto por los toros le viene de familia:  “Mi pasión por los toros viene transmitida por mi familia, por mis abuelos los Condes de Barcelona,  y también, por supuesto, por mi padre, el Rey Don Juan Carlos, con el que comparto igualmente esta afición y le acompaño siempre que puedo”. Sin embargo, parece que la pasión por la Fiesta es algo que don Juan Carlos no ha llegado a transmitir a sus otros hijos.

El rey don Juan Carlos en la entrega del Premio Embajador Universal de la Tauromaquia / Casa Real
El rey don Juan Carlos recibe el Premio Embajador Universal de la Tauromaquia / Casa Real

Sin embargo, a tenor no solo de las palabras que hoy ha pronunciado el Emérito sino también a juzgar por los hechos, solo doña Elena y sus hijos han heredado los gustos de don Juan Carlos en materia taurina. Ni doña Sofía, ni la infanta Cristina ni mucho menos doña Letizia y en raras ocasiones don Felipe visitan cualquiera de los cosos de la geografía patria.

Premiado en la mejor compañía

Una velada muy especial en la que el padre de Felipe VI ha sido homenajeado como “Embajador Universal de la Tauromaquia”. Don Juan Carlos ha contado con  el incondicional apoyo de su hija mayor, que ha estado muy pendiente de él en todo momento. De hecho, aunque suele llevar un bastón que le sirve de ayuda para caminar, el Rey no ha dudado en agarrar del brazo a su hija al hacer su entrada en la arena de Las Ventas.

El rey don Juan Carlos con la infanta doña Elena / Casa Real
El rey don Juan Carlos con la infanta doña Elena / Casa Real

El padre de Felipe VI se ha mostrado muy emocionado durante su intervención. “Muchas gracias por la invitación y, por supuesto, por el galardón que, con tanta emoción, acabo de recibir y que me atrevo a brindar a todos ustedes, con la responsabilidad de verme rodeado por tantas figuras del toreo, ganaderos, apoderados y buenos aficionados; en resumen, por la gente del toro”, ha destacado. El Emérito ha concluido un discurso plagado de referencias taurinas con una promesa de pisar de nuevo el coso madrileño y deseando suerte a todos aquellos que protagonizan el cartel de la que es, por derecho y tradición, una de las ferias más importantes del mundo. “Pronto, si el tiempo no lo impide y con el permiso de la autoridad, nos veremos otra vez aquí para disfrutar de la fiesta, por lo que ya, con la feria en capilla, nada más me queda deciros que ¡suerte y al toro!”, ha afirmado.  Un discurso que ha provocado una gran ovación en la audiencia, que no ha dudado en ponerse en pie y aplaudirle durante más de un minuto.

El rey don Juan Carlos con la infanta doña Elena / Casa Real
El rey don Juan Carlos con la infanta doña Elena / Casa Real

Una reverencia…con sorpresa

El periodista Jesús Mariñas ha sido el protagonista de una de las anécdotas de la noche. En el momento en que don Juan Carlos ha terminado de saludar a los premiados y se disponía a entrar en la plaza acompañado de su hija, Mariñas se ha acercado hasta él para saludarle y hacerle una reverencia. Al monarca le ha pillado desprevenido y se le ha caído al suelo el bastón, que el peridiosta ha recogido y le ha entregado, al tiempo que gritaba ¡Viva el Rey!.

 

 

Últimas noticias